Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

Personas con discapacidad intelectual se adentran en un entorno virtual

El Centre Ocupacional del Taller Baix Camp de Reus presenta una innovadora actividad basada en la realidad virtual para acercar a sus usuarios a las nuevas tecnologías. La propuesta pretende crear espacios comunes e interactivos

| Actualizado a 25 noviembre 2022 11:00
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Temas:

Recrear un bosque fantástico en el que contemplar un paisaje único, de múltiples colores, recorrer física y visualmente el entorno e, incluso, interactuar con diferentes elementos en un amplio espacio virtual. La innovadora propuesta del Taller Baix Camp, que ya experimentan sus usuarios del Centro Ocupacional, plantea una actividad en la que la persona puede modificar de forma creativa su entorno, trabajando a su vez la estimulación cognitiva y la motricidad.

A través de la realidad virtual, el proyecto diseñado por Merox tiene en cuenta las necesidades de las personas con discapacidad intelectual. Por ello, el primer propósito de este bosque de fantasía era ‘construir’ un entorno de relajación. «Tiene una parte más contemplativa o pasiva para momentos en los que una persona usuaria esté emocionalmente más activa, permite crear un espacio de tranquilidad», define Ferran Vidilla, coordinador del centro.

En un segundo estadio, la parte más interactiva con el paisaje virtual en sí mismo consiste en recoger flores, manzanas rojas y peras verdes, tras haber sacudido previamente el árbol frutal, y el usuario o usuaria debe colocarlas en su cesta correspondiente. Así, la aplicación de esta tecnología les insta a moverse por el espacio -límite de 8x8- y ejecutar diferentes procesos vinculados a la memoria y la asociación cromática, para resolver los ‘retos’ y completar el juego.

Para ello, con su mano derecha, el usuario puede tocar los objetos; en su mano izquierda, lleva una linterna; y mediante los dibujos de un sol y una luna, puede activar el modo día/noche y seguir explorando el entorno bajo diferentes condicionantes.

Además, las gafas de realidad virtual no solo permiten que una persona viva la experiencia, también están conectadas a una pantalla auxiliar que muestra al resto de usuarios qué ve ella en todo momento. A su vez, la actividad completa la ambientación sonoramente con pájaros piando y el agua del río.

Aunque en esta primera fase, se trata de una actividad individualizada, más adelante pretenden que usuarios de sus diferentes centros ocupacionales puedan interactuar simultáneamente desde ubicaciones diferentes. «La idea es ir incorporando las distintas capacidades a estos espacios comunes y compartidos, a pesar de la distancia, a través de la realidad virtual», explica Vidilla.

Así, esta propuesta tecnológica permite a las personas con discapacidad intelectual familiarizarse con estas dinámicas de forma sencilla, lúdica y pedagógica. De hecho, los usuarios que ya han podido probar la experiencia la valoran positivamente.

Ricard, por ejemplo, cuenta que la actividad les hace pensar y, como a él le cuestan mucho cuestiones de memoria, eso le gustó y por eso quiso repetirla hasta por tercera vez. También, señala que, en otras modalidades del proyecto, cuando se equivocaban, las propias gafas les indicaban el error. Por su parte, Marta describe que «los colores que tiene el entorno le dan alegría y que la actividad le ayuda a caminar y a elegir objetos como las frutas».

El equipo técnico del Taller todavía sigue desarrollando la actividad de realidad virtual, para que diferentes personas puedan interactuar a la vez y para que se adecue a sus necesidades. Esta es la principal apuesta actualmente como «culminación de un proyecto que empezaron hace 5 años con la incorporación de nuevas tecnologías en sus actividades del día a día», expone Josep Ramon Nogués, director del Taller Baix Camp. Esta propuesta inmersiva ha sido posible gracias a la colaboración de la Fundació Privada Reddis e Indústries Teixidó.

Comentarios
Multimedia Diari