Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Òscar Ros también dirigirá Sagessa y negociará con el CatSalut

Estará al frente del grupo hasta que se convoque concurso público. Así lo acordó ayer el consejo de administración Ginsa

Francesc Gras

Whatsapp
El doctor Ros, ayer durante su presentación a la junta facultativa y mandos del hospital. Foto: Alfredo González

El doctor Ros, ayer durante su presentación a la junta facultativa y mandos del hospital. Foto: Alfredo González

El doctor Òscar Ros ya ejerció ayer como nuevo director del Hospital Sant Joan de Reus. El día lo aprovechó para presentarse a la junta facultativa y mandos del centro así como con los responsables del comité de empresa, con quienes se pudo apreciar que tenía una buena sintonía. Precisamente, uno de sus primeros objetivos será el de «recuperar la confianza de los trabajadores», aseguró.

En este sentido, todo parece indicar que no tendrá demasiados problemas para lograrlo. El doctor Ros es una figura de amplio consenso y que conoce a fondo el funcionamiento de la sanidad reusense. Y es que a lo largo de su dilatada carrera ha ocupado distintos cargos directivos tanto en el Hospital Sant Joan como en otros centros. Actualmente era el director del Hospital Comarcal de Móra d’Ebre.

Más complicado será el reto de eliminar el déficit de tres millones de euros con el que el centro cerró las cuentas el 2015. Así lo reconoció él mismo, ya que no escondió que «para reflotar la situación económica se requerirán sacrificios». No obstante, manifestó que todas las medidas que se adopten serán acordadas con los trabajadores del hospital. Después está el hecho de subir un peldaño más dentro del ranking hospitalario que para Ros es fundamental. «El Hospital de Reus merece tener el nivel 5 y más», subrayó. Para ello está decidido a implantar las medidas que sean necesarias.

La figura del doctor Ros también se prevé fundamental para lograr que los contactos con el CatSalut –a través de la recién creada comisión mixta– terminen dando sus frutos en forma de un nuevo modelo de financiamiento para el hospital. Su poder de decisión en este ámbito será completo. Así lo reconoció la presidenta del Grup Salut, Noemí Llauradó, que anunció que Òscar Ros ocupará también, de forma transitoria, la dirección general de Sagessa, cargo que ocupaba hasta ahora el doctor Jordi Colomer.

Esto será así hasta que se decida convocar un nuevo concurso público que deberá designar a una nueva persona en el cargo. Esta decisión fue ratificada ayer por el consejo de administración de Ginsa que también confirmó a Ros al frente del hospital y aprobó el cese de Colomer y de todo su equipo directivo. Esto incluye también al doctor David Baulenas, que era el director territorial del Área del Baix Camp y director del Hospital Sant Joan; Eulàlia Dalmau, que hacía las funciones de directora de Conocimiento e Innovación y Eduard Gil, que era el director de Organización y Sistemas Informáticos. La intención de los consejeros de Ginsa es mantener el mismo organigrama sanitario que se viene desarrollando los últimos años.

Siguiendo con la comisión mixta creada entre el Ayuntamiento de Reus y la conselleria de Salut de la Generalitat de Catalunya, el alcalde de Reus, Carles Pellicer, manifestó que no se invitará a que participen de ella de forma directa al resto de grupos municipales. Está previsto que los contactos se reanuden la semana que viene tras el parón sufrido por los episodio vividos durante estos últimos días.

Se cumple con la ‘legalidad’

Pellicer se mostró convencido ayer de poder equilibrar la situación financiera del hospital y pidió la colaboración de todo el mundo para lograrlo. También quiso lanzar un mensaje de tranquilidad al conjunto de miembros del consejo de administración para que tuvieran claro que todas las decisiones que se han tomado en el pasado «cumplen con la legalidad». Con el fin de demostrarlo, él mismo adelantó que ha encargado un informe jurídico al secretario e interventor municipal. Éste, además, también deberá revelar los motivos que han llevado a que el centro hospitalario acarree un déficit de tres millones.

En cuanto a la decisión del secretario municipal, Jaume Renyer, de abandonar el consejo de administración del Hospital de Reus, Pellicer dijo que la presencia de la Secretaria del Ayuntamiento está garantizada, sea cual sea la persona, para «dar cumplimiento al informe que firmé en el año 2012». Éste garantizaba la presencia tanto del secretario como del interventor para que fiscalizaran y garantizaran el buen funcionamiento del conjunto de las sociedades anónimas municipales de la ciudad.

Temas

  • REUS

Comentarios

Lea También