Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Òscar Subirats: Actitud de liderazgo

Òscar Subirats Concejal de Salud y Ciudadanía

MONTSE PLANA

Whatsapp
Òscar Subirats es concejal de Salud y Ciudadanía.FOTO: ALBA MARINÉ

Òscar Subirats es concejal de Salud y Ciudadanía.FOTO: ALBA MARINÉ

Es nuevo como concejal, pero con una larga experiencia política. Òscar Subirats trabajó durante siete años en la administración de la Generalitat, en los Departaments d’Afers Socials i Família, Vicepresidència i Cultura. Además, en 2016 se convirtió en asesor en las áreas del Ayuntamiento de Reus en las que ERC tenía responsabilidades de gobierno. Una de ellas era la concejalía de Salud, entonces encabezada por la también republicana Noemí Llauradó (actual vicealcaldesa), de quien, ahora, es heredero. «Hizo un muy buen trabajo. Asentó las bases y parte de mi tarea es, precisamente, consolidarlas», señala Subirats.

La culminación con garantías del traspaso de la gestión del Hospital Sant Joan de Reus al CatSalut es una de sus prioridades. Un traspaso «en el que tenemos que garantizar la subrogación de todos los trabajadores con todos sus derechos laborales actuales», señala el concejal. También remarca que, no únicamente se tiene que mantener la cartera de servicios que ofrece el hospital, «sino que se pueda ampliar», además de «garantizar la presencia del municipio en el nuevo consejo de administración, lo que permitirá vigilar que, realmente, se vayan cumpliendo los acuerdos». ¿Tendrá alguna afectación que el CatSalut pase a gestionar el centro sanitario? «Sí, y afectará en positivo», dice sin dudarlo. Òscar Subirats recuerda que el liderazgo no está en la gestión de recursos, sino en la actitud, «y esta actitud existe y persiste». También recuerda que el traspaso incorpora garantías. «Formar parte del sistema de salud significa una ampliación de la cartera, con mejores servicios», añade.

La gran apuesta de Subirats es la cohesión social, trabajando con todos los sectores y colectivos. Dotar la ciudad de su primer Pla Local de les Famílies es otra de sus prioridades. Se pone el acento en el concepto familia «con toda la diversidad que esto implica. No se trata de la familia tradicional». En cuanto a juventud, el concejal recuerda que el plan local está a punto de caducar, «así que tendremos que definir las políticas para los próximos cuatro años». Tampoco se olvida de la gente mayor, lo que considera todo un reto. «Las ciudades envejecen y nos tenemos que avanzar. Se tienen que hacer políticas para facilitar la vida de estas personas», dice Subirats, quien apuesta por el envejecimiento activo. Y es que recuerda todo aquel talento que se pierde cuando una persona llega a la jubilación laboral.

«Un mundo mejor»

Òscar Subirats no puede marcar un momento de su vida en el que se introdujo en el mundo de la política. «Hay un día en el que haces el paso, sí, pero no se parte de cero», sentencia. Bajo su punto de vista, se trata de un compromiso con la sociedad lo que le empujó a seguir el camino. «Nace de unas inquietudes sociales y políticas que las canalizas hacia entidades y movimientos», dice. En su caso, de niño estuvo vinculado al Esplai l’Albada, donde después se convirtió en monitor. «En aquel momento, era monitor para ejercer en la educación en el ocio por un mundo mejor, y ahora, la base es la misma. Soy concejal porque quiero un mundo mejor», señala.

Asegura que no tiene la aspiración de ser político durante toda su vida, «pero mis inquietudes por la política seguirán presentes y seguiré trabajando para conseguir lo que creo que es mejor para toda la sociedad».

Temas

Comentarios

Lea También