Una unidad de detección y más recursos para los alumnos con necesidades específicas

El pleno aprueba el Pla Local d’Educació 2022-2027, con 66 acciones que guiarán las políticas de enseñanza. Se creará un Consell Territorial de FP y se sopesará un centro artístico

| Actualizado a 22 enero 2022 13:20
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

¿Cree que se debe proteger el catalán en las escuelas?


No

Reus ya tiene su Pla d’Educació Local 2022-2027, herramienta que aúna un exhaustivo diagnóstico de la realidad de la ciudad en este ámbito y hasta 66 acciones concretas a desarrollar en los próximos seis años para «avanzar hacia una estrategia educativa cada vez más amplia». El documento definirá las políticas públicas de enseñanza. El concejal de Educació, Daniel Recasens, comenta al Diari que el nuevo Pla «es interesante porque ha sido muy participado, explica dónde estamos, hace un análisis crítico y eso nos permite acercarnos con claridad a los objetivos». Estos son 22, repartidos en ocho ejes diferentes y relacionados con ideas como la equidad y calidad educativa, el empoderamiento y la participación, la ciudad educadora o la cooperación interinstitucional. 

Bajando al detalle de las acciones que abarca el Pla d’Educació, entre las metas que se ha fijado el gobierno está impulsar la creación de una unidad de detección y un banco de recursos para los alumnos con necesidades específicas de apoyo educativo (NESE), la puesta en marcha de un Consell Territorial de Formació Professional y promover el nacimiento de un centro de educación artística. 

En el caso de las iniciativas relacionadas con estudiantes NESE –el concepto abarca necesidades muy diversas, desde las derivadas de trastornos hasta las ligadas a desventajas educativas o altas capacidades, y otras–, con la unidad de detección «la importancia es llegar antes, avanzarse para poder dar la respuesta adecuada y evitar la tardanza a la que se había ido en la lucha contra la segregación», precisa Recasens. La prioridad que se ha dado al despliegue de esta iniciativa es alta. A la vez, el banco de recursos pretende resolver la «necesidad de actualizar y ampliar la cantidad de estos» que se ha hecho patente en la redacción del Pla. En números, alrededor del 3% de los alumnos de infantil, un 10,5% de los de primaria y un 13,6% de los de ESO del municipio –con registros del curso 2020-2021– tienen necesidades específicas de apoyo educativo, según el Pla. Son unos 1.760.  

El Ayuntamiento preguntó a familias con hijos con NESE qué elementos querrían que se potenciaran, y la mayoría apuntaron que convendría ofrecer una mayor formación al profesorado en este aspecto y mejorar el plan de apoyo individualizado, además de dotar al sistema de más personal.

En cuanto al Consell Territorial de Formació Professional, «tendrá como propósito generar un espacio de participación, consulta, apoyo y asesoramientos a los agentes formativos, sociales y económicos de Reus para impulsar la formación profesional». Y se espera que «ayude al municipio a mejorar la oferta de FP y a adaptarla mucho más a las demandas de mercado laboral más próximas, haciendo de la formación profesional una herramienta de empleabilidad y de mejora del tejido productivo del territorio». El concejal de Educació concreta que «es muy importante tener en cuenta la línea de la ciudad pero también saber que la ciudad no está aislada, sin renunciar a que la mirada sea también local». La articulación del Consell se producirá entre este 2022 y 2024.
Por su lado, el punto del Pla que alude al análisis de la configuración de un nuevo centro artístico apunta que «como ha mostrado el diagnóstico, pese a su importancia dentro del desarrollo humano, las actividades artísticas están poco implantadas dentro de las extraescolares de los niños de la ciudad. Esto ejemplifica la necesidad de un impulso artístico desde el punto de vista de la educación para hacer llegar a la ciudadanía las diferentes formas de arte». Recasens dice que «se trata de una acción propuesta y deberemos ir trabajando en ella para ver si es viable o no» y explica que «tenemos mucho movimiento creativo en la ciudad y de aquí que haya una cierta necesidad». La forma que este centro tomaría no se ha perfilado. 

Consulta a estudiantes y familias

Tal como ya recogió este rotativo, dos consultas realizadas a los alumnos y a padres y madres en el marco de la elaboración del Pla revelan que las familias quieren más actividades infantiles y más y mejores parques y jardines. Estos dos aspectos recibieron una nota de 4,9 y 4,5 sobre 10, respectivamente, por parte de los padres y madres. En cambio, preguntados sobre si están contentos con los centros a los que sus hijos acuden, el sentimiento general de los progenitores es muy positivo. 

El análisis también aporta información sobre las actividades extraescolares y apunta que un 65% de los alumnos acuden a alguna y el 35% restante no. Gustan más las deportivas y las culturales. Según expone el mismo documento, «el 50% de los niños de otras nacionalidades no realizan extraescolares», hay «pocas diferencias entre los centros públicos y concertados» y «a mayor edad dentro de la primaria, más actividades». Entre los motivos que la encuesta muestra para no participar en estas actividades se ven «la economía, la Covid, que los niños son demasiado pequeños o que no les gusta ninguna». Facilitar el acceso a la formación y a las extraescolares para quienes cuentan con menos medios también está entre las acciones previstas. 

El Pla d’Educació Local 2022-2027 propuesto por el gobierno recibió en el pleno de ayer el voto favorable de PSC, la CUP y el concejal no adscrito Raúl Meléndez, mientras que Cs votó «no» tras abrir un tenso y crispado debate sobre la lengua catalana, cuyo aprendizaje el Pla va a «potenciar como eje de integración». La concejala socialista Tania Agudo indicó que «echamos en falta que el documento contenga oferta formativa más allá de la reglada» y pidió tener en cuenta el punto de vista de los padres y madres. A su vez, la portavoz del grupo de la CUP, Marta Llorens, recordó que «el Pla manifiesta que hay desigualdades económicas y que según qué alumnos no pueden hacer extraescolares porque no tienen recursos», mientras que Meléndez destacó que «se ha hecho un diagnóstico técnico muy importante». La nota discordante la puso Débora García (Cs), que insistió en que «el Pla no tiene en cuenta las necesidades de los estudiantes castellanoparlantes» y dijo que «existe una discriminación», discurso que rechazaron frontalmente la CUP y Recasens. 

Ayudas sociales para la vivienda

En el transcurso del pleno recibió también luz verde, con el apoyo de PSC, CUP y Cs y la abstención de Meléndez, una adenda al convenio entre la Generalitat y el Ayuntamiento sobre la Oficina Local d’Habitatge. La concejala de Habitatge, Teresa Pallarès, detalló que en el último ejercicio se tramitaron 2.247 ayudas al alquiler y «eso supuso que 2.247 familias pudieron mantener su vivienda». En cuanto a las ayudas de urgencia, fueron 94 frente a las 50 de 2020 y a las 46 de 2019. Igualmente prosperó otra adenda al convenio del Programa de Mediació per al Lloguer Social –con la abstención de Meléndez y la negativa de los socialistas–, que en el último ejercicio ha dejado ocho contratos firmados mientras que hace dos años fueron 38. En la misma sesión, se acordó la concesión de una Medalla de la Ciutat al Centre de Lectura de Reus por su centenario. 

Comentarios
Multimedia Diari