135.000 menores catalanes se quedan sin gafas por culpa de la pobreza

La pobreza visual es un problema de escasez de recursos económicos que impide a las personas comprar las equipaciones ópticas necesarias para disfrutar de una buena visión

EFE

Whatsapp
Foto: Pixabay

Foto: Pixabay

El 8,57% de los menores de Catalunya (134.395 niños) necesitan equipaciones ópticas como gafas, lentillas o terapia visual, pero la situación económica de sus familias, en el umbral de la pobreza, no lo permite, cosa que los causa problemas en el desarrollo y el aprendizaje, según la asociación Visió i Vida.

La pobreza visual es un problema de escasez de recursos económicos que impide a las personas comprar las equipaciones ópticas necesarias para disfrutar de una buena visión.

Según la informe "Radiografía de la pobreza visual infantil en España", elaborado por la asociación Visió i Vida, en España, el 8,59% de los menores (761.157 niños) se encuentran en una situación de pobreza visual.

Los resultados del informe muestran que la problemática de la pobreza visual afecta más territorios como Ceuta (19,8%), Extremadura (11,5%), Asturias (10,7%), Andalucía (10,5%) o la ciudad autónoma melillense (10,1%).

Por el contrario, la pobreza visual infantil se sufre en menor medida en el País Vasco, donde solo afecta el 5% de los menores, Navarra (5,3%), Aragón (5,7%), Comunidad de Madrid (6,7%) y Castilla y León (6,9%).

Al resto de comunidades, el mapa de la pobreza visual obtiene los siguientes porcentajes: Canarias y Comunidad Valenciana (9,4%), Galicia (9,1%), Murcia (9%), Baleares (8,4%), La Rioja (7,9%) y Cantabria y Castilla-La Mancha (7,7%).

En la presentación del informe han participado la coordinadora de Visión y Vida, Elisenda Ibáñez, y el presidente de la misma asociación, Salvador Alsina.

Alsina ha destacado que es "imprescindible" entender la salud visual como un elemento de igual importancia que el resto de problemas de salud en la infancia, porque "un menor con un problema de visión no compensado puede ver comprometidos sus resultados académicos, fracasar en su desarrollo como persona y afectar su futuro como miembro de la sociedad".

Ibáñez ha explicado que algunos de los problemas que surgen están relacionados con la compresión lectora y de expresión, que suele derivar en exclusión social.

Una de las propuestas del estudio es crear un plan coordinado entre el gobierno central, las comunidades autónomas y los ayuntamientos que permita educar y concienciar la sociedad sobre la importancia de la visión, ofrecer servicios de revisión visual accesibles por todo el mundo y poner a disposición de la ciudadanía una ayuda económica para adquirir las soluciones ópticas que necesitan los pacientes después del diagnóstico.

Otra de las propuestas es trabajar de forma interconexionada con el centro educativo, que es donde se detectan gran parte de los problemas del niño.

La asociación Visió i Vida ha pedido ayudas para suplir estas carencias desde los diferentes fondos europeos, puesto que España recibirá un 5% de los fondos procedentes del Fondo Social Europeo Plus, destinado a combatir la pobreza infantil, que supongan 527 millones de euros de la UE, al cual se sume una contribución del gobierno para llegar a 779 millones de euros.

Temas

Comentarios

Lea También