Más de Sociedad

Cómo dejar el tinte y presumir de canas

‘Silver sisters’. Cada vez más mujeres aceptan, sin prejuicios, el cabello blanco

Sílvia Fornós

Whatsapp
Pilar Justicia con una gabardina naranja de  lr3 Community.Foto: Louis Rubi

Pilar Justicia con una gabardina naranja de lr3 Community.Foto: Louis Rubi

«El último día que me teñí fue el 22 de junio de 2019. Estaba en Tortosa de vacaciones y tenía una cena con amigos. Cuando le dije a una amiga que me estaba dejando de teñir su respuesta fue que se debe ser muy elegante para dejarse las canas. Entonces, fui corriendo a la peluquería para hacerme el color, pero tal cual me estaba tiñendo pensaba que no podía seguir así». En ese momento la periodista Pilar Justicia ya sabía que pondría punto y final a la «dictadura del tinte», para empezar la transición hacia su pelo natural y presumir de canas.

Para documentar el proceso, además de «por falta de referentes en español, para contribuir a normalizar esta opción de pelo, tan legítima como cualquier otra, y para que mi experiencia pudiese ayudar a otras mujeres», creó un perfil en Instagram (@sueltateeltinte). «Abrir la cuenta me sirvió para desdramatizar el momento. Hasta entonces, nunca me había hecho selfies y las fotos me ayudaron a normalizar la situación», explica Pilar Justicia, quien actualmente vive en Francia. Del proceso de transición comenta que hubo varios momentos difíciles. «Coincidió que debía renovar el carné de conducir y tenía varias entrevistas de trabajo, y acudir con la raíz blanca y parte del cabello teñido era estéticamente horrible. Entonces, le comenté mis inseguridades a un amigo, que es orientador laboral, y me dijo que debía centrarme en mi experiencia y no en mi cabello», recuerda.

En cuanto a por qué es tan difícil salir del círculo vicioso del tinte, la periodista asegura que «existen creencias que están muy extendidas, como que a los 44 años eres muy joven para dejar de teñirte. De hecho, en aquella época vivía a caballo de Tortosa, Madrid y París y los tres peluqueros que tenía me decían que las canas me harían más mayor, y lo último que quieres es aparentar más edad de la que tienes». En cualquier caso, Pilar Justicia tuvo claro que «la decisión final debía ser personal», si bien reconoce que «el debate sobre ‘canas sí o canas no’ suscita controversia».

En cualquier caso, el movimiento silver sisters, como se conoce en las redes sociales, se ha convertido en toda una tendencia que anima, a mujeres y hombres, a deshacerse del tinte definitivamente y a aceptar el cabello blanco con naturalidad y sin prejuicios.

Salud capilar

Y es que muchos años de tintes pueden pasar factura al cabello. Cristina Serrano Falcón, miembro del grupo de Tricología de la Academia Española de Dermatología y Venerología (AEDV) y médico especialista en Dermatología en la Clínica Dermatológica Serrano de Granada, recuerda que «todos los tintes son cosméticos, es decir, sustancias que transforman el color natural del cabello, y dependiendo del origen, ya sea vegetal o mineral, tendrán mayor o menor poder de penetración en la cutícula del cabello y en el tallo capilar». Así, Rocío Gil, dermatóloga del Grupo de Tricología de la Academia Española de Dermatología, explica que «el uso frecuente de tintes y decolorantes supone una exposición del pelo a un producto químico, que de ser muy frecuente, podría terminar dañando la cutícula del tallo, produciendo fragilidad, perdida de brillo y de la suavidad del mismo».

La especialista comenta que «para evitar dañar en exceso el cabello se debe evitar subir o bajar más de tres tonos y procurar espaciar las sesiones de tinte. A pesar de que gran parte de las personas que se tiñen lo hacen en tonos claros para disimular las canas, es más saludable para la fibra capilar oscurecerse el pelo que aclarárselo».

Y a base de tiempo y paciencia Pilar Justicia encontró sus aliados para aceptar las canas. Ahora, su experiencia sirve de ejemplo a otras mujeres. «Al acabar la transición en mayo del año pasado, creía que había llegado el momento de que otras mujeres explicaran su transición. En directo en Instagram, compartimos historias interesantes y lecciones de vida», afirma la periodista, quien añade que «hay muchos caminos para llegar a las canas, desde las mujeres que siguen un estilo de belleza natural hasta las que, como yo, quieren dejar el círculo vicioso del tinte, porque me sentía dependiente y el tinte me organizaba la vida».

Temas

Comentarios

Lea También