Más de Sociedad

Cómo mejorar la salud a través de los videojuegos

Amposta. Durante el VAG Experience se hablará de sus beneficios en la terapia visual y para detectar enfermedades

Sílvia Fornós

Whatsapp
En Òptica Esguard de Amposta utilizan la tecnología en el ámbito de la terapia visual. FOTO: J. REVILLAS

En Òptica Esguard de Amposta utilizan la tecnología en el ámbito de la terapia visual. FOTO: J. REVILLAS

¿Los videojuegos pueden ayudar a salvar vidas?, ¿Cuáles son las ventajas de la gamificación en el ámbito de la salud?, ¿La industria apuesta por los serious games? Estas son algunas de las cuestiones que centrarán, hoy y mañana, la segunda edición del VAG Experience de Amposta. Así, la Òptica Esguard explicará mañana cómo implementan los videojuegos en la terapia visual.

«Trabajamos diferentes habilidades visuales a través de videojuegos adaptados. Por ejemplo, en un paciente con ambliopía, lo que se conoce como ‘ojo perezoso’, aplicamos filtros especiales en el ojo bueno, sin taparlo con un parche, para que el ojo ambliope trabaje, y así mejorar la competencia binocular», explica Victòria Fernández Ferrer, propietaria de Òptica Esguard, quien añade que «de este modo controlamos y mejoramos la visión central y la visión periférica a nivel global». Asimismo, la tecnología también resulta una herramienta eficaz para trabajar la movilidad ocular y mejorar la agudeza visual dinámica, es decir, «mejorar la precisión y la fijación de un objeto dentro de la fóvea, que es el espacio de máxima visión de la retina».

Pero antes de colocar al paciente frente a una pantalla, es imprescindible ‘entrenar’ los ojos, en tanto que sean capaces de «aguantar la tensión y la exigencia visual que requieren los videojuegos, e igual de importante es revisar la graduación para que sea la correcta», recalca Victòria Fernández Ferrer. En este sentido, la propietaria de Òptica Esguard advierte que «en los pacientes con una agudeza visual muy baja, los videojuegos no son útiles ni efectivos».

Por ello, insiste en que «no podemos poner a un paciente a trabajar directamente con un videojuego o juego adaptado para un tratamiento específico. Primero, debemos trabajar de forma convencional, para que los ojos sepan dónde mirar, dónde y cómo enfocar, es decir, entrenarlos para focalizar, seguir un objeto en movimiento, utilizar la visión periférica, etc.». Solo así se puede pasar al siguiente nivel y aprovechar todas las ventajas de utilizar los videojuegos en la terapia visual que, como recuerda Victòria Fernández Ferrer, «es un campo de la salud en explotación y al alza».

Sobre las oportunidades de la gamificación en el mundo de la salud para la industria de los videojuegos hablará el ingeniero informático y creador de ViOD Games, Carles Bonet, quien expondrá el ejemplo de un videojuego para personas tetrapléjicas y cómo se está investigando aplicar la tecnología de los videojuegos en la detección preventiva de enfermedades.

«StarGaze es un videojuego de realidad virtual completamente inclusivo para todos los jugadores, con especial énfasis en aquellos con diversidad funcional. El proyecto surgió cuando el padre de Pablo, un joven con una enfermedad degenerativa y con problemas de movilidad, nos pidió que desarrollásemos un videojuego para que su hijo pudiese jugar», recuerda Carles Bonet, quien añade que «la primera pregunta que surgió fue cómo podría mover el juego. Entonces, pensamos en utilizar las gafas de realidad virtual FOVE, que llevan integradas un lector de retina y tecnología de eye-tracking, para que el jugador pueda controlar con los ojos la nave del videojuego».

Equipo que desarrolló ‘StarGaze’. FOTO: CEDIDA

Después de esta primera versión personalizada para Pablo, ViOD Games desarrolló una segunda de StarGaze pensada para jugar con gafas VR HTC, Oculus o compatible y también con FOVE, con las que el jugador interactúa con el juego con los ojos siendo ideal para gamers con problemas de movilidad. Si bien, la pandemia truncó la financiación del proyecto. En este sentido, Carles Bonet lamenta que la industria no vea en la gamificación en el mundo de la salud una oportunidad de negocio. «Pocas empresas perciben las ventajas que supone invertir dinero para desarrollar juegos para la sociedad, aunque sean un producto de mercado con escaso margen de beneficio a nivel económico», afirma Carles Bonet.

Primera versión de ‘KidneyApp’. FOTO: CEDIDA

Prevención de enfermedades

En el ámbito de la salud, Carles Bonet también es el creador de KidneyApp, un serious game que pretende ayudar a los enfermos con insuficiencia renal crónica. «Primero como videojuego y ahora como aplicación, el proyecto pretende mejorar la calidad de vida de los pacientes a través del conocimiento de la enfermedad y de los beneficios de cambiar la alimentación o de hacer ejercicio», explica el ingeniero informático, quien resalta que «mediante el conocimiento de la patología, utilizando vídeos, explicaciones o juegos de preguntas, el paciente se empodera y contribuimos a mejorar la adherencia al tratamiento».

Al respecto, el desarrollador del proyecto comenta que «después de una primera versión, se inició una fase de cocreación con el hospital de Can Ruti para conocer las necesidades reales de los pacientes, médicos y enfermeros, y desarrollar la aplicación final que se probarrá, el año que viene, en pacientes para estudiar su impacto». En este sentido, Carles Bonet es optimista, ya que «la idea original de la aplicación podría aprovecharse, con cambios, a otras enfermedades». Sin duda, los serious games son el presente y el futuro.

Temas

Comentarios

Lea También