Más de Sociedad

Consejos para conducir de forma segura ante condiciones climatológicas adversas

Aunque faltan pocos días para que llegue el verano, las previsiones meteorológicas se prevén complicadas de cara a los próximos días

Diari de Tarragona

Whatsapp
Imagen de un conductor con lluvia. Foto: Pixabay

Imagen de un conductor con lluvia. Foto: Pixabay

Aunque faltan pocos días para que llegue el verano, la mayoría del territorio nacional enfrenta fuertes tormentas que, en muchos casos, pueden llegar a estar acompañadas de granizo. El mal tiempo llega en momentos en los que la movilidad por carretera ha aumentado de forma considerable, lo que podría suponer una combinación muy peligrosa para la seguridad vial.

De acuerdo con cifras oficiales, el mal tiempo está presente en al menos un 13% de los accidentes de tráfico que se registran cada año en el país. Por ello, ante circunstancias climatológicas adversas como las que se registrarán en los próximos días, se hace más necesario aún tomar todas las precauciones necesarias antes de ponerse frente al volante. Además, el mal tiempo coincidirá también con la llegada del fin de semana, periodo en el que la letalidad en los accidentes de tráfico es mayor que en el resto de la semana.

Desde Help Flash, empresa española fabricante de las luces V-16, ofrecen consejos para reducir los riesgos que pueden representar la lluvia, el granizo o los fuertes vientos para los usuarios de las vías.

Antes de iniciar el viaje

Conocer la ruta de forma previa y obtener información sobre el pronóstico del clima en la zona. Si se puede atrasar o adelantar el viaje a las horas con menos probabilidad de lluvia, hacerlo.

Revisar que el vehículo esté en buenas condiciones, que funcionan todas las luces y que los limpiaparabrisas se encuentran en buen estado.

Llevar el móvil con suficiente carga, para poder comunicarnos en caso de alguna emergencia.

Durante el recorrido

Conducir con suavidad, evitando los movimientos bruscos, frenazos o giros inesperados. Este tipo de situaciones pueden suponer un riesgo no solo para el vehículo en cuestión sino también pueden afectar a quienes están alrededor.

Asegurarse de que las lunas del vehículo no estén empañadas, pues esto puede reducir la visibilidad del conductor y aumentar el riesgo de accidentes. Para ello se puede usar el aire acondicionado, lo que equilibrará la temperatura interior del coche con la exterior.

En el caso de ser necesario realizar un adelantamiento, se debe aumentar la velocidad del limpiaparabrisas para garantizar que en todo momento tenemos una correcta visión de la carretera y del vehículo que estamos superando.

Prestar especial atención a las hojas que pueden caer de los árboles, producto del viento, pues pueden afectar el agarre de los neumáticos.

En caso de incidente en carretera, se recomienda el uso de los dispositivos luminosos Help Flash para hacer el vehículo visible a los demás usuarios de la vía. El reflector parabólico con tecnología led de esta luz V-16 permite que el coche o la moto sea visible en todas direcciones y a 1 km de distancia aún en condiciones de baja luminosidad, con lluvia, viento, nieve o niebla.

¿Qué hacer en caso de inundaciones?

La llegada de una Depresión Aislada en Niveles Altos de la Atmósfera, conocida como DANA, también puede dejar fuertes inundaciones en algunas zonas del país. Por ello es importante recordar las recomendaciones sobre qué hacer si este tipo de situaciones se presentan estando en carretera.

En primer lugar, se debe evitar atravesar el torrente de agua. El conductor no se debe de fiar por conocer la vía, pues la corriente puede haber arrastrado objetos y haberla modificado. Si se puede, se debe dar la vuelta y buscar un camino alternativo.

En caso de no poder evitar el torrente y el coche empiece a ser arrastrado por la corriente, se sugiere llamar a los servicios de emergencia, quitarse el cinturón de seguridad y abandonar el habitáculo del vehículo lo más pronto posible.

En cuanto a por dónde salir, la sugerencia es hacerlo por la ventanilla para evitar el contacto con el agua. Si no se puede bajar, se debe romper. Sin embargo, si no se puede, otra opción es abandonar el habitáculo por la puerta, abriéndola a favor de la corriente, para facilitar el proceso. Nunca hacerlo por el parabrisas, pues esto haría que el vehículo se inundara de forma más rápida y podría representar un riesgo para el conductor.

Una vez afuera, se debe permanecer sobre el techo del vehículo para estar lo más seguro posible y ser visible a los equipos de emergencia.

Temas

Comentarios

Lea También