Más de Sociedad

Sociedad Investigación

Destacan el papel de las proteínas en el desarrollo del autismo

Los científicos detectan que los defectos de las interneuronas afectan al sistema nervioso

EFE

Whatsapp
El conocimiento de las proteínas FLRT permitiría avanzar en las investigaciones sobre el trastorno. FOTO: G.I.

El conocimiento de las proteínas FLRT permitiría avanzar en las investigaciones sobre el trastorno. FOTO: G.I.

Investigadores del IRBLleida han detectado que los defectos en la formación y migración de las interneuronas, relacionadas con trastornos como la esquizofrenia o los síndromes del espectro autista, podrían tener su causa en la pérdida de función de algunas proteínas de la familia FLRT. Según ha informado esta semana el IRBLleida, los científicos han trabajado con ratones modificados genéticamente y han demostrado que los que tienen una pérdida de función de estas proteínas mostraban una distribución ‘anormal’ de las interneuronas en la corteza cerebral durante el desarrollo y, por ende, se veía afectada la disposición de algunas de ellas en el cerebro adulto.

El profesor de la Universidad de Lleida (UdL) y responsable del grupo Neurobiología molecular y del desarrollo, Joaquim Egea, destaca que estos resultados amplían el papel multifuncional de estas proteínas durante el desarrollo del sistema nervioso y, por ello, «permitirán avanzar en las investigaciones sobre trastornos psiquiátricos». Asimismo, augura que «en el futuro sería interesante estudiar la asociación de variantes génicas de los FLRT con estas enfermedades».

A efectos técnicos, los investigadores explican que la migración de neuronas es un sello distintivo del desarrollo del sistema nervioso que permite reunirlas desde diferentes orígenes para montar circuitos neuronales funcionales.

En este sentido, los defectos migratorios conducen a la interrupción de los circuitos ‘inhibitus’ y a una hiperexcitabilidad neuronal, y están relacionados con aspectos de trastornos psiquiátricos como el Autismo y la esquizofrenia. De esta manera, Egea asegura que «cuanto más sepamos sobre cómo se desarrollan y funcionan las interneuronas, cuáles son los mecanismos moleculares implicados en la formación y mantenimiento de este circuito, más posibilidades tendremos de poder repararlas en situaciones patológicas». La investigación se ha publicado recientemente en la revista The Journal of Neuroscience.

Temas

Comentarios

Lea También