Más de Sociedad

El dominó nos une a todos

Diversión. En estos tiempos de pandemia, recortes, botellones o toques de queda, con decisiones políticas difíciles de entender, el dominó nos distrae

SECUNDINO LLORENTE

Whatsapp
Torneo abierto del Club de Dominó Salou, el sábado 14 de agosto en la plaza de la Pau. FOTO: CEDIDA

Torneo abierto del Club de Dominó Salou, el sábado 14 de agosto en la plaza de la Pau. FOTO: CEDIDA

Es realmente impresionante la afición que existe en la Costa Dorada a jugar al dominó. Es cierto que en cualquier tasca de pueblo español hay un par de cajas de juegos de dominó y que este juego es muy conocido allá donde vayas. Pero también es cierto que no se suele jugar bien e, incluso, con muchas irregularidades que provocan, a menudo, voces y peleas. En esta zona de Catalunya se juega un dominó más académico y correcto y es muy difícil oír discusiones en las partidas. He podido ver más de cien jugadores en un salón, con las veintiocho fichas bailando en más de veinticinco mesas, todos en orden y silencio moderado.

Se piensa cada jugada y se suele pensar bien. Hay una excelente cultura de este juego y un gran nivel de dominó. Durante todo el año participan en una liga entre pueblos que les tiene distraídos cada fin de semana. Y en el verano se realizan muchos torneos y siempre con excelente participación. Eso no ocurre en mi tierra de León. Allí lo normal es una partida de dominó después de comer con el estímulo de que el que pierde paga el café y el chupito.

Aquí, en el local del Club Dominó Salou, se llenan cada día un mínimo de diez mesas en las que se divierten durante horas jugando al dominó con seriedad y como profesionales, tratando de mejorar cada día.

‘Ahorcar el seis doble’

En esta semana de mitad de agosto, en plenas fiestas de Salou y en un verano muy especial aún marcado por la pandemia, sin el colorido especial del turismo extranjero de avión, pero colapso por los miles de coches de españoles y franceses, esta localidad de la Costa Dorada se divierte soñando con un cierre de más de cien puntos o con ahorcar el seis doble.

Solamente en esta semana festiva he tenido la oportunidad de participar en tres campeonatos de dominó diferentes.

El sábado 14 de agosto, me invitó Diego, el presidente del Club de Dominó salo, a participar en un torneo abierto. A pesar del calor sofocante, a las cuatro de la tarde nos reunimos más de sesenta personas para jugar cinco partidas a 300 puntos. Un espectáculo envidiable, en un escenario adaptado para ello. Dieciséis mesas a la sombra de los árboles de la plaza de La pu. Impecable la organización y el protocolo preparado por el equipo de Diego. Os aseguro que hubo muchos premios para los vencedores, pero el mejor trofeo nos lo llevamos todos los participantes por las cinco horas de placer, simplemente, jugando al dominó.

Más torneos

El martes 17 de agosto participé en el campeonato exprés del Club Náutico de salo. ¡Qué maravilla! En aquella excelente terraza, refrescados por la brisa del mar, con los yates y la playa al fondo, disfrutamos de una tarde inolvidable, también simplemente jugando al dominó. Y lo mejor, después de la entrega de trofeos, ‘el picoteo’ y la tertulia de todos los participantes en la terraza. Me quedo con las croquetas y las patatas picantes, ¡qué ricas!

Este miércoles 18 de agosto se disputaron los cuartos de final de los playoffs del Club de Tenis Salou H2O. En los cuarenta años de socio de este club, a pesar de todos los cambios y avatares que han sucedido, a pesar de los muchos amigos que nos han dejado, siempre hemos mantenido el recuerdo de todos ellos con una liga en el verano para llenar las horas de julio y agosto charlando mientras colocamos las fichas de dominó.

El jueves, 26 de agosto, conoceremos los vencedores y lo celebraremos con una cena junto con todos nuestros familiares y allegados. Habrá premios para todos y muy rumbosos para los finalistas y campeones.

El dominó es un motivo de diversión, recuerdo, distracción, entretenimiento, pasatiempo, esparcimiento, regocijo, jarana y alegría para todos los participantes. En estos tiempos tan locos que nos ha tocado vivir, con una pandemia que ha cambiado nuestras vidas, con recortes, botellones o toques de queda, con decisiones políticas difíciles de entender, hay una palabra que nos une a todos: DOMINÓ.

Temas

Comentarios

Lea También