El interior de Tarragona, una propuesta de turismo de calidad

En Montblanc el tiempo se quedó parado en la Edad Media. Delante de su muralla, que aún conserva 1,5 km, dice la leyenda que Sant Jordi mató al dragón
 

Marta Domènech

Whatsapp
El interior de Tarragona ofrece una propuesta amplia, variada y de calidad a sus visitantes. DT

El interior de Tarragona ofrece una propuesta amplia, variada y de calidad a sus visitantes. DT

Más allá del litoral de arena fina de la Costa Daurada y de su legado romano reconocido internacionalmente, el interior de Tarragona ofrece una propuesta amplia, variada y de calidad a sus visitantes. Es el resultado del esfuerzo de las empresas, ayuntamientos y el Patronato de Turismo de Tarragona, con la colaboración y apoyo de la Agencia Catalana de Turismo (ACT), que llevan muchos años trabajando para ofrecer una propuesta turística de interior tan potente como lo es la del turismo de sol y playa.

Pasada la peor parte de la dura situación provocada por la Covid-19 en el turismo, todos los indicadores nos permiten ser optimistas de cara a la recuperación del sector. La crisis causada por la pandemia y las limitaciones de movimientos nos han llevado a mirar de nuevo hacia el turismo de proximidad y hacia las propuestas turísticas más sostenibles y de menor impacto en el territorio.

El nuevo escenario ha demostrado que el Plan de marketing turístico de Catalunya 2018-2022 iba bien encaminado al apostar por los productos turísticos 4D, que contribuyen a la desestacionalización de la demanda, a la desconcentración en el territorio, a la diversificación de propuestas y al aumento del gasto medio por persona.

Una manera de visualizar ante el visitante este turismo de calidad es a través de las certificaciones que impulsa la Agencia Catalana de Turismo (ACT). Cada una de ellas plantea una serie de requisitos que las empresas, destinos y propuestas han de cumplir y que el visitante considera de valor. Estas son algunas de las certificaciones de calidad con las que cuenta la propuesta turística de interior de Tarragona.

La oferta familiar de Els Ports y las Muntanyes de Prades

Son los dos destinos certificados de Naturaleza y Montaña en Familia del interior de Tarragona. Cuentan con una oferta de alojamiento, restauración y ocio dirigido a los pequeños y pequeñas de la casa, evaluada y reconocida por profesionales de la ACT. La certificación ha permitido a estos destinos, como a otros en Catalunya, generar un mayor atractivo para posibles visitantes y un reconocimiento a su propuesta de valor.

La primera en certificarse fue Muntanyes de Prades en 2014, la segunda de toda Catalunya. Al lado de las playas de arena fina de la Costa Daurada se alzan las montañas de la sierra de Prades con montañas y valles llenos de bosques, ríos con cascadas, castillos y pueblos donde disfrutar en familia. El Monasterio de Poblet, dentro de la Ruta del Císter y su entorno, la villa roja de Prades, el Museu de la Vida Rural o la Ermita de l’Abellera son algunos de sus atractivos.
Más al sur se levanta nuestro imponente Parque N atural dels Ports, que marca la vida del territorio a su alrededor. Arnes, Horta de Sant Joan o Tortosa son algunos de los nueve municipios que integran la destinación de Els Ports: naturaleza con más de 80 kilómetros señalizados de senderos, como la travesía de 5 etapas Estrellas del Sur por los antiguos caminos de montaña de Els Ports; rutas en bicicleta, como la Vía Verde del Valle de Zafán, y una fauna, como la cabra salvaje o las grandes aves rapaces, ideal para el público familiar.

Pueblos con Encanto y Ciudades y Villas con Carácter

Una certificación muy atractiva para el visitante son los Pueblos con Encanto. Es una manera fácil de identificar aquellos que tienen una belleza especial, y que se utiliza hace tiempo en Francia. Estos pueblos han sabido mantener una estructura y una arquitectura homogénea y armónica.

La villa roja de Prades es uno de los pueblos del interior de Tarragona certificados como con encanto. El color se hace omnipresente en las construcciones del municipio, lleno de callejones estrechos que conducen a la plaza porticada de la villa. Conesa es el segundo. Esta villa medieval de calles estrechas y empinadas conserva el aire medieval y la muralla que la protegía de ataques externos.

Otra certificación de la ACT es la de Ciudades y Villas con Carácter. Para contar con este reconocimiento se requiere una personalidad propia y, sobre todo, mucha actividad cultural y propuestas atractivas para el visitante, así como que destaquen por algún elemento característico. Reus, Tortosa y Montblanc cuentan con este reconocimiento.

Reus está asociada al Modernismo. Allí nació el arquitecto Antoni Gaudí y conserva algunos de los mejores exponentes de la obra del Lluís Domènech i Montaner, como el Institut Pere Mata y la Casa Navàs, entre otros. Tortosa es el resultado del cruce de culturas que han vivido en la ciudad y que han dejado su huella. El Castillo de la Suda que ofrece una vista panorámica de la ciudad y del macizo dels Ports. Y en Montblanc el tiempo se quedó parado en la Edad Media. Delante de su muralla, que aún conserva 1,5 km, dice la leyenda que Sant Jordi mató al dragón.
Os propongo una visita al interior de Tarragona, una oferta de turismo de calidad que se puede recorrer a través de sus certificaciones y gracias al trabajo del sector turístico, pilar fundamental para la economía de Catalunya.

Temas

Comentarios

Lea También