Más de Sociedad

«Gente como vosotros está salvando vidas con la ayuda de un desfibrilador»

Emergencias. Aigüesverds, con 1.300 vecinos, se suma a las zonas cardioprotegidas de la ciudad

M. PÉREZ

Whatsapp
Residentes y personal de seguridad de la urbanización, aprendiendo a usar el aparato. FOTO: A. MARINÉ

Residentes y personal de seguridad de la urbanización, aprendiendo a usar el aparato. FOTO: A. MARINÉ

La Associació de Veïns d’Aigüesverds ha incorporado un desfibrilador portátil que se moverá por la urbanización a bordo del vehículo del personal de seguridad. Lo ha hecho, tal como explica el presidente de la entidad, Marcos Massó, porque «aquí hay unos 280 chalets, seremos cerca de 1.300 habitantes más las personas que vienen al club de golf, y puede que llegue el momento en que alguien lo necesite». Residentes de la zona y los propios trabajadores de vigilancia recibieron ayer formación sobre el uso del aparato. «Gente como vosotros está salvando vidas con un desfibrilador», les explicaba el instructor Ramon Buxó, que animaba a «llamar al 112 y no tener ningún miedo, porque este aparato no va a hacer daño a nadie; como mucho, ayudaréis a alguien a vivir».

Durante prácticamente una hora, Buxó insistió en que «al paciente que está inconsciente y que no respira hay que ponerle el desfibrilador». Y despejó las dudas de quienes se harán cargo de la máquina, que fueron muchas y muy diversas. Por ejemplo: «¿Qué pasa si, con los nervios, yo no me percato pero la persona sí que respira y le doy una descarga?». El instructor incidió en esta cuestión, «una de las que más preocupa a la gente», y aclaró que «eso no puede pasar, la máquina analiza y no se equivoca, no actúa si no es necesario». Más dudas: «¿Y si no sé el diagnóstico?». «No importa, el paciente no respira y eso es lo peor que le va a pasar; no puede esperar, hay que tirar para adelante y usar el desfibrilador», apuntaba Buxó.

Otros interrogantes, que podrían parecer más banales, sirvieron para exponer detalles menos conocidos. «Si el paciente tiene mucho pelo en el pecho, las pegatinas del desfibrilador no se le ajustarán bien y habrá que depilarlo», explicaba Buxó. Para eso, la mochila que guarda el aparato cuenta con un segundo compartimento que contiene una cuchilla. En ese bolsillo se pueden encontrar también «tijeras para cortar la ropa que no hayamos podido arrancar, guantes y una pequeña toalla porque, a veces, la persona sufre sudores o se estaba bañando, y hay que secarla igualmente por las pegatinas». Si quien necesita auxilio lleva un piercing, «solo sufrirá una mínima quemadura eléctrica». Y si es una embarazada, «hay que aplicarle el desfibrilador, no paralizarse porque, si la madre muere, el bebé no saldrá adelante». En la memoria reciente de todos, el caso del futbolista Christian Eriksen. En Aigüesverds, «un jugador falleció al salir del campo de golf», recordaba uno de los vigilantes. El desfibrilador lo ha donado Builders 2015.

Equipamientos deportivos

A finales de junio, el Ayuntamiento completó la instalación de desfibriladores en todos los equipamientos deportivos municipales. Estos espacios son ahora cardioprotegidos gracias a una propuesta de los Presupuestos Participativos 2019.

Temas

  • Reus
  • Associació de Veïns d’Aigüesverds
  • desfibrilador

Comentarios

Lea También