Más de Sociedad

La Universidad, entre la modalidad dual y el aprendizaje continuado

La URV pone en marcha el primer grado de Química del Estado, en el que los alumnos se formarán tanto en la facultad como en las empresas. Mientras, el programa de la UOC se dirige tanto a estudiantes como a profesionales.

Gloria Aznar

Whatsapp
Una joven, en uno de los laboratorios de la URV. Foto: Pere Ferré

Una joven, en uno de los laboratorios de la URV. Foto: Pere Ferré

La formación dual ya no se circunscribe únicamente a la FP. Así, la Facultat de Química de la Universitat Rovira i Virgili (URV) es la primera en poner en marcha en todo el Estado una mención dual de esta disciplina a nivel universitario. Aunque existen algunas experiencias en el País Vasco y Lleida, en másters y grados, en química es pionera. Así lo explica Yolanda Cesteros, decana de la Facultat de Química de la URV, quien comenta que «es un modelo formativo que, en el ámbito de la química, existe desde hace años en países como Francia o Alemania, con éxito de resultados». 

El acuerdo en Tarragona ha sido posible gracias a las sinergias con las empresas del territorio, con las que se colabora habitualmente. «Tenemos una relación estrecha porque nuestros estudiantes van continuamente a hacer prácticas a las empresas». Seis son las firmas que participan en este primer curso académico. Se trata de Clariant, Consorci d’Aigües de Tarragona, Ercros, IQLIT, Maystar y Repsol. Por lo que respecta a los alumnos, de cuarto curso, seis estudiantes participan en esta primera experiencia, que fueron seleccionados de entre quince que solicitaron formar parte del programa. Los estudiantes están tutelados por un docente en la Universidad y un profesional en la empresa, donde harán el trabajo de fin de grado. Asimismo, complementarán la formación práctica con una asignatura teórica que impartirán los mismos profesionales de las empresas relacionada con conocimientos de comunicación empresarial, logística, así como sostenibilidad y prevención de riesgos laborales. 

URV
Clariant, Consorci d’Aigües de Tarragona, Ercros, IQLIT, Maystar y Repsol son las empresas que hacen posible la mención de Química dual.

No obstante, aunque se trata de la primera mención, no será la única, ya que se prevén ampliar los estudios en este modelo pedagógico, vía que se está trabajando actualmente. 

Por otra parte, a nivel de Universidad, de cara al mundo laboral, la URV dispone de una bolsa de trabajo dirigida a estudiantes con matrícula vigente y exalumnos de la URV así como estudiantes y exalumnos de la FURV, que son todos aquellos matriculados en un curso de duración igual o superior a un cuatrimestre académico. Igualmente, pueden optar a esta bolsa de trabajo alumnos de otras universidades que estén cursando estudios en la URV en un programa de movilidad.

Mientras, cada primavera la URV organiza una Fira d’Ocupació en la que los estudiantes tienen la oportunidad de contactar con empresas o instituciones que buscan talento. Anteriormente a la pandemia de la Covid-19 siempre ha sido presencial, en los campus Sescelades, Bellissens, Vila-seca y Terres de l’Ebre.

UOC, formación toda la vida
También la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) organiza una Fira d’Ocupació anual en la que no solo se genera oportunidad de trabajo entre la oferta y la demanda, sino que también «la acompañamos de un conjunto de actividades alrededor del fomento de competencias para la ocupabilidad», del que también se ofrecen unos ciclos gratuitos y abiertos, como señala la vicerrectora Àngels Fitó

Jornadas de formación en la Universitat Oberta de Catalunya. Foto: Cedida/UOC

La filosofía de la UOC es el estudio a lo largo de la vida, por lo que la vicerrectora apunta que «además de la formación oficial, tenemos un conjunto de programas de formación continuada que permiten configurar itinerarios flexibles y que, por tanto, promueven la interdisciplinariedad». 

En las ferias de ocupación los alumnos contactan con empresas que buscan talento.

Por su propia singularidad, los alumnos de la UOC son «estudiantes, pero también ocupadores u ocupados. Por lo tanto, los contenidos tienen que estar muy adaptados a las necesidades del mundo profesional, ya que los tenemos en las aulas. Es decir, formamos a personas que muchas veces necesitan reciclaje, especialización o bien adquirir nuevas competencias», dice Fitó. Por todo ello, uno de los objetivos es facilitar a la comunidad UOC, especialmente al estudiante, todas las herramientas «que permitan transitar o navegar por el mercado de trabajo, que es incierto, volátil y cambiante».

Asimismo, en relación con el mundo laboral, toda la comunidad de la UOC dispone de un programa específico para el fomento del emprendimiento, lo que se traduce en un acompañamiento en las iniciativas de los estudiantes, alumnis e incluso colaboradores docentes, siendo los alumnis los estudiantes que ya están graduados. «La frontera entre alumnis y estudiantes es muy difusa en nuestro caso. Porque un alumni puede volver a ser estudiante mañana», comenta Fitó.

Del mismo modo, la formación a medida también se dirige a las empresas. Es la UOC Corporate. Así, se les acompaña en el desarrollo de su talento, tanto el que se incorpora como el más sénior o bien si se produce un cambio de estrategia. Y se hace con soluciones formativas. «Hacemos servir todos los recursos de tecnología educativa para intentar aportar la mejor solución a las necesidades específicas de ese momento», concluye la vicerrectora. 

Temas

Comentarios

Lea También