Más de Sociedad

La clase de sexto de primaria que montó su propia compañía de ópera

Alumnos de la Escola Els Pallaresos estrenan su espectáculo ‘No tinc por’

Norián Muñoz

Whatsapp
Imagen del estreno de la obra de la compañía la semana pasada. FOTO: PERE FERRÉ

Imagen del estreno de la obra de la compañía la semana pasada. FOTO: PERE FERRÉ

Maria Fabregat (12 años) escribe un correo electrónico al Diari de Tarragona en el que nos anuncia que «al equipo de documentalistas y relaciones públicas de la compañía de ópera Tempesta d’Emocions nos gustaría explicarte nuestro proyecto... Somos la clase de 6ºB de la Escuela Sant Sebastià de Els Pallaresos y estamos haciendo un proyecto denominado LOVA ‘La Ópera como Vehículo de Aprendizaje’. Este proyecto se hace por todo el mundo, pero somos los únicos de Catalunya que lo hacemos. Consiste al crear una ópera original con trabajo en equipo superando retos y de este modo unir a nuestro equipo».

Después del correo, como no, llamamos a Maria y comprobamos como ella, igual que el resto de sus compañeros, se toma muy en serio su trabajo dentro de la compañía. En su caso, además de ocuparse de las relaciones públicas (cuenta que ya les han entrevistado en la radio) toca el piano en el espectáculo. En su caso sí que tenía experiencia musical porque va al conservatorio, pero en la compañía participa toda la clase tenga experiencia o no.

Mucho más que música

La escuela de Els Pallaresos comenzó a trabajar en el programa durante el curso 2017-2018 y desde entonces se ha institucionalizado, como cuenta la tutora del grupo Isabel Hernández. Los alumnos que participan tienen hora y media cada semana de LOVA y, en ese tiempo, tienen que crear desde cero una compañía de ópera capaz de estrenar un espectáculo.

Entre las primeras cosas en las que tienen que ponerse de acuerdo los alumnos está el nombre de la compañía. Este grupo ha decidido ponerle ‘Tempesta d’emocions’. Cuentan que «nos llamamos así porque una tormenta es un grupo de nubes y en nuestra ópera y en nuestro proceso sentimos muchas emociones: tristeza, alegría, miedo...»

La obra, ‘No tinc por’ también escrita por los niños, trata sobre la pérdida de personas queridas «no me extraña, con el año que han vivido» dice la profesora, aunque también hay humor y hablan del amor a los animales.

En la compañía hay establecidas 11 profesiones distintas entre ellas las de director de producción, regidor, actores, músicos, escritores, encargados de iluminación, escenografía, maquillaje, vestuario, documentalistas... Cada uno se propone para trabajar en lo que más le interesa y, pese a lo que podría pensarse, no suele haber conflictos «no todo el mundo quiere ser actor», cuenta la profesora.

Aunque el objetivo final es montar un espectáculo, lo cierto es que la experiencia va mucho más allá de la ópera. Maria explica que «hemos trabajado todos en equipo, es un proyecto que hacemos todos juntos y el trabajo de todos es importante... Estaría bien que más niños tuvieran la oportunidad de vivir una experiencia así... Y además seguro que les pica el gusanillo de la música».

Temas

Comentarios

Lea También