Más de Sociedad

Los peinados que vienen

Un regreso a los 80. El Shaggy y las medias melenas, en mujeres, y el cortado Mullet, en hombres, las tendencias

MARC LIBIANO PIJOAN

Whatsapp
Evan Sangal, de Arteón Hair Salón, durante su trabajo para L’Oréal Professionnel.

Evan Sangal, de Arteón Hair Salón, durante su trabajo para L’Oréal Professionnel.

El corte a capas cuadradas y las texturas con mucho movimiento forman parte de las nuevas creaciones con respecto al cabello femenino de cara a esta recién llegada temporada de otoño. Se trata del Shaggy, Wolf haircut, más conocido como el corte a navaja.

«Sobre todo, esta temporada, capas y texturas para las más atrevidas, efectos emplumados, desgreñados y volúmenes controlados», confirma Eva Sangal, de Arteón Hair Salón, que acaba de trabajar para L’Oréal Professionnel.

Se va a apostar por los flequillos cortina, se van a despejar más los ojos y enmarcar más el rostro. «Estas nuevas ideas están inspiradas en los años 70 y 80», admite Sangal.

«En el salón, las clientas se resisten a abandonar el Blunt bob y el Lob bob, ya que son unos clásicos que nunca fallan. Es una melena despuntada muy favorecedora, eso sí en esta melena las capas y las texturas no juegan un papel importante, pero siempre las acompañamos de color», añade.

El peinado Mullet, muy de los años 70 y 80, es una de las grandes tendencias masculinas.

En Arteón Hair Salón se acentúa el deseo por los colores naturales evitando el efecto raíz. Se iluminan los cabellos con rubios cálidos y beiges fríos, entremezclados con el cabello con alturas de tonos castaños y marrones. «Buscamos la naturalidad de los cabellos, aportando más brillo y mucha más nutrición», concluye su propietaria.

Y es que con la entrada de la fase otoñal y la amenaza del frío, las tendencias en peluquería también sufren pequeñas modificaciones para captar la atención de los clientes. Los profesionales renuevan su ingenio casi a diario para mantenerse en lo vigente y adaptan las novedades a sus ofertas con estilo y ambición. En los negocios del Camp de Tarragona no andan exentos con respecto a las nuevas apariciones en peinados y perfilan sus sesiones para conservar el aprobado de sus fieles consumidores.

Guiño a lo juvenil

El guiño a lo juvenil, con las medias melenas por los hombros, ha asomado con fuerza entre el público femenino que demanda nuevas creaciones en peluquería. Esa especialidad se ha embarcado en el nuevo tiempo, previo al frío y con las vistas puestas al largo invierno. «Es un poco volver a lo juvenil, a lo informal», reafirma Cristina Trujillo, del Salón de Cris, en Bonavista. «Los ondulados se siguen haciendo mucho y las mechas no han perdido actualidad», añade.

El regreso a los 80 es una curva al alza en los peinados masculinos. El look Mullet ha tomado impulso en la estación temporal que se abre. Se trata de una creación que destaca por mantener el cabello largo por la zona de atrás y muy corto por los costados. Un vuelta de tuerca a lo habitual hasta este momento; los degradados. Éstos se mantienen en boga, aunque para la estación de frío aparecen con mayor volumen, los rapados son más largos con respecto al verano.

Las medias melenas y los ondulados cuentan tienen gran demanda en looks femeninos.

«Hay tres tipos de degradados; bajo, mediano y alto. Ahora estamos empezando a hacer bajo y mediano, es algo normal cuando empieza a cambiar el tiempo», comenta Manel Oliva, propietario de su propio centro Barbershop en Reus, justo en el punto neurálgico de la ciudad y con tradición en el concepto.

«El cortado Mullet es un poco más radical, que se está consolidando en los últimos meses. Requiere de una atención especial, sobre todo entre la zona de atrás y los costados, es un poco un retorno a tiempos pasados más ochenteros y de los 70», confirma.

Las barbas, en alza

Otro de los rasgos importantes y totalmente en efervescencia en los looks masculinos son las barbas, las de estética indie siguen marcando el paso, y no se han desgastado con el paso del tiempo, todo lo contrario. «Cada vez, los clientes buscan más especialistas en barbas, es un concepto que no es que esté de moda, es que va en aumento. Lo hemos notado en estos días», confirma Oliva, que ofrece ese servicio en su negocio de Reus.

Los degradados y las barbas indies siguen vigentes.

Lo que parecía una moda temporal ha pasado a transformarse en un hábito para muchos hombres, que no ven su estética sin esa barba que distingue su rostro de forma especial.

Para el género masculino, el cuidado de las cejas cuenta con un valor importante dentro de la puesta en escena. Se ha cultivado mucho ese detalle con el paso del tiempo y el servicio ya dispone de total acomodo en las peluquerías provinciales.

Éstas ya se han adentrado en la temporada de otoño dispuestas a ofrecer las últimas novedades en tendencias y abrir el abanico de posibilidades a nuevas creaciones. Y es que un peluquero o peluquera no dejan de ser artistas con tijeras y complementos varios con el propósito de alegrar la autoestima de sus confiantes. De ahí el afán de formación y aprendizaje constante.

Temas

Comentarios

Lea También