Más de Sociedad

Sociedad Medio ambiente

Luchar contra la crisis climática a través de las redes sociales

Expertos en temas ambientales conciencian a los usuarios sobre hábitos sostenibles.

Beatriz Naya

Whatsapp
El objetivo es concienciar a millones de personas a «sumarse al cambio» por el medio ambiente. Foto: Getty Images

El objetivo es concienciar a millones de personas a «sumarse al cambio» por el medio ambiente. Foto: Getty Images

Científicos, divulgadores ambientales o profesionales dedicados a temas ambientales utilizan las redes sociales para trasladar y difundir mensajes con el fin de dar a conocer mejor la naturaleza y concienciar a los usuarios sobre hábitos más sostenibles. 

La conservacionista de tiburones y activista en redes Gádor Muntaner y otros perfiles en la red social Instagram, como Efectogreen (Efecto verde) y Wakeupsustainable (Despertar sostenible), han relatado su objetivo en las redes sociales para «reducir y comunicar» la crisis climática.

Gádor, oceanógrafa especialista en tiburones, conecta con los usuarios para enseñar los secretos del océano y recordar que, al vivir en la superficie de la Tierra y no frecuentar tanto las profundidades, «se nos olvida que está todo conectado», es decir, «si descuidamos lo que se encuentra bajo nosotros, acabará afectando también a la superficie», ha advertido.

Además, bajo los nombres de @Efectogreen y @Wakeupsustainable, se encuentran las ‘ecoblogueras’ Paula González y Patricia Gutiérrez, respectivamente, que nacieron en Instagram con un propósito similar: concienciar a una comunidad de millones de personas que usan las redes sociales para «sumarse al cambio» por el medio ambiente a través de publicaciones diarias en su muro.

Patricia Gutiérrez, arquitecta sostenible, ha advertido que debido a la «rapidez» con la que funcionan las redes sociales, provoca que los usuarios no se cuestionen muchas cosas, «sobre todo de ambientalismo y cambio climático», y se compartan publicaciones «sin leer más allá de los titulares». 

A través de vídeos de unos quince segundos de duración, fotos o noticias compartidas, estas profesionales muestran varios hábitos sostenibles, así como la sustitución de unos productos por otros más «aptos» para el cuidado del medio ambiente. Muntaner publica a menudo imágenes en el fondo del océano con tiburones o medusas, fotografías que acercan el ecosistema marino a la sociedad a través del móvil; no obstante, la joven científica ha explicado que tomar esas fotos puede costar «días».

Por otro lado, ha advertido que las publicaciones en redes sociales también pueden «incitar a que haya interacciones no respetuosas con la vida marina solo por la foto», ya que otras personas pueden «imitarlas» sin saber «cómo tener un acercamiento con el animal». «Ahora tenemos prisa por tenerlo todo al instante y la gente, con tal de tener la foto bonita en ese momento, la manipula», añade. Del mismo modo, Paula González, periodista especializada en marketing y redes sociales, ha destacado  «el peligro de las imágenes que se publican» teniendo en cuenta el «lavado verde» (greenwashing) que hacen las marcas en sus cuentas, añadiendo «la foto fácil de productos que se promocionan como ecológicos y naturales», y que en realidad, «no lo son».

Para Patricia Gutiérrez luchar contra el cambio climático supone un «esfuerzo personal» que en muchas ocasiones comienza por «juzgarnos a nosotros mismos y la forma en la que consumimos».

Temas

  • fondo marino
  • tiburones
  • medusas
  • océano
  • redes sociales
  • Instagram

Comentarios

Lea También