Más de Sociedad

Nuevas aventuras acuáticas en el Delta

Deporte acuático. El Wakeboard se ha popularizado y cada vez tiene más seguidores alrededor del mundo. Wakepark Ttom ofrece la posibilidad de practicarlo en Deltebre

NEREA SERRA

Whatsapp
Un aficionado disfruta practicando Wakeboard en Riumar. FOTO: CEDIDAMARISA TOMÀS, JUNTO A LAS INSTALACIONES DEL PARQUE EN DELTEBRE FOTO: JOAN REVILLAS

Un aficionado disfruta practicando Wakeboard en Riumar. FOTO: CEDIDAMARISA TOMÀS, JUNTO A LAS INSTALACIONES DEL PARQUE EN DELTEBRE FOTO: JOAN REVILLAS

Allá por los años ochenta, nace en Estados Unidos el wakeboard y se va extendiendo por el mundo. Este deporte, que se basa en hacer esquí acuático sobre una lancha parecida a la de snowboard tirado por un cable, ha llegado también al Delta de l’Ebre, un lugar excepcional para las actividades al aire libre.

Hace dos años, Joan Antoni Torne y Marisa Tomàs crearon WakePark Ttom para acercar este deporte a la zona y a sus aficionados y esta empresa familiar ya ha conseguido hacerse un lugar en el mundillo de esta actividad. En las instalaciones de esta empresa se cuenta con una piscina de 205 metros de largo y aproximadamente 1,35 de profundidad. Para los que saben más, se han situado más al fondo algunos módulos para poder saltar y aumentar el nivel. «Con 205 metros, es el espacio más grande de la península, sin contar uno situado en Baleares, que es un poco más grande», explica Marisa Tomàs.

Tomàs también cuenta en qué consiste la actividad: «Primero los clientes deben registrarse en recepción y después les llevamos a la zona donde se practica el wakeboard. Si llegan pronto, tenemos mesas donde pueden tomar algo mientras esperan. Estas mesas están bastante separadas entre sí para mantener la distancia. Después les damos un chaleco salvavidas y un casco. Tras las pertinentes explicaciones ya pueden empezar. Si no saben les enseñamos y les dejamos practicar. También pueden participar dos personas, mientras una está saliendo del agua, la otra ya puede empezar». Explica la gerente. Añade también que su objetivo es que la gente vaya a pasarlo bien y se lleve un buen recuerdo, «Intentamos tener un trato muy cercano y estar mucho por la gente. Y si podemos hacerlo ayudando al territorio, recomendando lugares o lo que haga falta, aún mejor».

La popularidad del ‘wakeboard’

Esta mezcla entre esquí acuático y snowboard es relativamente nueva, pero cada vez tiene más seguidores alrededor del mundo. Esta actividad que consiste en hacer esquí sobre el agua con un cable ha visto aumentada su popularidad en los últimos años y son muchos los seguidores que se desplazan a lo largo del país visitando las diferentes instalaciones para practicar este deporte. «Es como el surf, por ejemplo. La gente que les gusta sabe a qué lugares debe ir» explica Tomás. «Aquí, por ejemplo, viene gente de todas partes. Algunas vienen por un día y luego se marchan, otras en cambio, aprovechan para venir y pasar unos días de vacaciones. Muchas vuelven. Que la gente vuelva es una satisfacción porque nos esforzamos mucho». Añade.

Tomás explica también que atienden a todo tipo de personas, tanto los que saben como los que no, además de gente de diferentes edades: «Es una actividad divertida que se practica en un entorno natural. Igual vienen familias que jóvenes con amigos o turistas. Incluso viene gente mayor. También niños que nunca lo han probado. A los niños, por ejemplo, les encanta e instalaciones como esta son una forma más segura de aprender, ya que seguimos todas las medidas y es un entorno controlado. Supervisamos en todo momento». Así pues, este deporte es una opción segura y divertida para todos que se ofrece en la zona del Delta.

Temas

Comentarios

Lea También