Más de Sociedad

Sociedad Día Mundial del Reciclaje

Reciclar evita más de 700 millones de toneladas en emisiones de CO₂

El reto de este día es concienciar a la población sobre la importancia de tratar los residuos como corresponden para reducir nuestra huella de carbono y proteger el medioambiente

Ana Rivera

Whatsapp
Un  gesto sencillo como separar de forma correcta los residuos que generamos provoca un gran impacto positivo a nivel local y global. GETTY

Un gesto sencillo como separar de forma correcta los residuos que generamos provoca un gran impacto positivo a nivel local y global. GETTY

Su historia queda algo difuminada en el tiempo. Al parecer, el Día Internacional del Reciclaje tuvo su primera celebración en 1994, en el estado de Texas (EEUU), pero no fue proclamado como oficial por la UNESCO hasta 2005.

No obstante, lo que sí queda claro es el objetivo de este día: tratar de generar conciencia y reducir los volúmenes de residuos generados, minimizando así nuestra huella de carbono, el indicador ambiental que nos da a conocer el CO2 y otros gases de efecto invernadero que generamos los seres humanos.

La importancia de este día es tratar de sensibilizar a todos los ciudadanos que gran parte de la contaminación de nuestro planeta se debe a la mala recolección y disposición de los residuos que producimos tanto a nivel individual, como en colectivo y, en mayor grado, todas las empresas. Además de constatar que si el reciclaje se realiza de una forma adecuada, conseguiremos aminorar los efectos y mejorar la calidad de vida de todas las especies. 

Y es que los residuos útiles reciclables son prácticamente todos los que utilizamos en nuestro día a día: latas, cartón, papel, botellas de plástico,  vidrio, pilas, tubos fluorescentes… Además de los contenedores específicos que hay en todas nuestras calles, en los puntos limpios se desarman artículos más complejos y se dividen en materiales para darles una segunda vida. Es por ello que, además de llevar a cabo un reciclaje consciente y correcto, los organismos especializados nos instan a decantarnos preferiblemente por productos de origen reciclado, seleccionar materiales más respetuosos con el medioambiente y con mayor vida útil.

2021, el reto de la constancia

El reciclaje es una parte clave de la economía circular y forma parte de la regla de las tres erres: Reutilizar, Reducir y Reciclar. Tras un año de pandemia, en el que hemos aumentado nuestros residuos considerablemente, es imprescindible recuperar el foco, concienciarnos de nuevo como sociedad y volver a ser estrictos al deshacernos de nuestros propios residuos. 

Y es que además, la mayoría de materiales que utilizamos pueden reciclarse. Esto depende de la implicación de las instituciones oficiales locales y nacionales, pero por supuesto, de cada uno de nosotros como ciudadanos separando cada material en el contenedor correspondiente.

Esta tarea nos ayuda a proteger nuestros recursos naturales.  Por ejemplo, reciclar 1.000 kg de papel salva la vida de 17 árboles. 

Siguiendo el ritmo actual de reciclaje, cada año se evitan más de 700 millones de toneladas en emisiones de CO2, lo que se estima, si seguimos siendo constantes, que esta cifra crezca hasta los 1.000 millones de toneladas anuales en 2030.

Temas

Comentarios

Lea También