Más de Sociedad

Trufas y longaniza de Chartreuse para celebrar el día mundial de este licor

El oro líquido. La marca organiza para esta semana una ruta gastronómica por la ciudad

CARLA POMEROL

Whatsapp
Toni Teuler, propietario de la Pastisseria Trill, mostrando los mousses de Chartreuse. FOTO: PERE FERRÉ

Toni Teuler, propietario de la Pastisseria Trill, mostrando los mousses de Chartreuse. FOTO: PERE FERRÉ

En el año 1605, el Duc François Hanníbal d’Estrées entregaba a los padres cartujanos de Vauvert, en París, un misterioso manuscrito que contenía la fórmula de un elixir de larga vida. Se trataba de la receta del Chartreuse, la bebida que más ha marcado la vida de esta ciudad. Por eso, el 16 de mayo –este próximo domingo– se celebra el día mundial del Chartreuse. Tarragona lo festeja por todo lo alto desde hace años. Ahora, con la pandemia, la efeméride se ha adaptado a modo de ruta gastronómica.

Durante toda esta semana, algunos restaurantes, pastelerías, heladerías y carnicerías se han sumado a la iniciativa de elaborar algunas delicatessen con el Chartreuse como elemento principal. Es el caso de Toni Teuler, propietario de la Pastisseria Trill, ubicada en la calle de Pin i Soler. Teuler ha preparado para la ocasión trufas de Chartreuse, brazos de gitano de nata y Chartreuse y mousses de Mamadeta, la bebida típica de las Festes de Santa Tecla, que se hace con las dos variedades de Chartreuse –amarillo y verde–. «Por norma general, lo vendemos por Sant Magí y Santa Tecla, menos las trufas que las hago todo el año. En este caso, es una ocasión especial y estamos contentos de participar», dice Trill, quien añade que «el Chartreuse forma parte de nuestro día a día, no solo como bebida, también como ingrediente para nuestros postres. Hay gente que no se lo bebe solo pero que, en cambio, le gusta para acompañar un dulce». Las trufas de la Pastisseria Trill son éxito asegurado. Están hechas con chocolate 72% de cacao, nata y Chartreuse amarillo y verde.

Jordi Virgili, de Carnisseria Virgili –en el Mercat Central– también se ha sumado a la iniciativa. Virgili elabora longaniza de Mamadeta. Igual que la pastelería, solo la hacen durante las fiestas. «Pero la de esta semana, es una ocasión especial», dice Virgili, quien asegura que la mezcla entre la carne de ternera y cerdo con el Chartreuse «da un toque más atrevido».

La celebración del día del Chartreuse se lleva a cabo por todo el mundo. Tarragona, como no podía ser de otra manera, ha querido demostrar como esta bebida puede funcionar como un ingrediente estrella en nuestros platos. Han participado establecimientos, como los restaurantes Quattros, Les Coques, el Tòful, L’Àncora, el Palau del Baró, La Cuineta, el Balandra y el Mirall d’Estiu. También pastelerías, como la Conde, la Velvet MGL, la Rabassó, Cal Jan y el Forn Andreu. Finalmente, la heladería La Gelateria, en la Plaça del Rei. Desde el pasado lunes y hasta el próximo domingo, estos locales ofrecerán las degustaciones.

«Durante mucho tiempo hemos aprovechado estas fechas para hacer cenas maridaje en distintos restaurantes de la ciudad. Con la llegada de la Covid-19, nos hemos readaptado, con el claro objetivo de resaltar la parte más gastronómica del Chartreuse, ya sea con recetas dulces o saladas», explica la representante de Chartreuse en Tarragona, Carme Rodríguez.

Temas

Comentarios

Lea También