Más de Sociedad

Xavier Roca, trabajador de funeraria: «El desconocimiento nos angustiaba»

El sector funerario «está a la sombra pero es un escalón fundamental»

Carla Pomerol

Whatsapp
Xavier Roca trabaja en el tanatorio que gestiona Memora en Valls. Foto: Pere Ferré

Xavier Roca trabaja en el tanatorio que gestiona Memora en Valls. Foto: Pere Ferré

Xavier Roca lleva más de veinte años dedicado al sector funerario. De profesión es tanatopractor. Su función es preparar al difunto y dejarlo lo mejor posible antes de ser enterrado. Trabaja en el tanatorio de Valls, gestionada por Memora, y su vida también cambió con la llegada de la pandemia. 

«Hasta marzo, todo el mundo que quería podía velar y despedirse de sus seres queridos. Con la Covid-19, no. Tuvimos que reinventarnos», explica

Roca. Desde esquelas digitales hasta ceremonias y funerales on line. Los fallecidos por coronavirus llegaban en una bolsa hermética que no se podía abrir. «Yo no soy nadie para quitarle a una familia el derecho a despedirse de su allegado, pero lo he tenido que hacer», asegura Roca, quien añade que «esto me ha generado mucha tristeza». 
Para Roca, el momento más duro llegó con las muertes por el brote de Covid-19 en la residencia Ballús de Valls. «Fueron quince días muy tristes.

Teníamos que ir a buscarlos y el mismo desconocimiento del virus nos creaba angustia», dice el protagonista. 
Roca quiere destacar que el colectivo funerario fue clave durante la pandemia de coronavirus. «Siempre hemos estado a la sombra, pero somos un escalón fundamental», asegura.

Temas

Comentarios

Lea También