Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

Estrella Martínez: «La enfermería es una carrera de fondo, la formación es continua»

La directora de enfermería del Hospital de Tortosa Verge de la Cinta recibió, a finales del año pasado, el Premi Trajectòria Professional 2022 otorgado por el Col·legi Oficial d’Infermeres de Tarragona (CODITA).

| Actualizado a 25 enero 2023 11:04
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Estrella Martínez, directora de enfermería del Hospital de Tortosa Verge de la Cinta, recibió, a finales del año pasado, el Premi Trajectòria Professional 2022 otorgado por el Col·legi Oficial d’Infermeres de Tarragona (CODITA).

¿Cómo valora el Premi a la Trajectòria Professional 2022?

Es motivo de orgullo. Desde el primer día he luchado por la profesión de enfermería y he intentado aportar mi conocimiento desde el ámbito asistencial, de gestión, la docencia y la investigación.

¿Qué despertó en usted las ganas de estudiar Enfermería?

El hecho de que es una profesión humanística que supone dedicarte a las personas, es decir, acompañarlas y abogar por sus derechos.

¿Fue por vocación?

Cuando empecé a estudiar no la tenía, pero con el tiempo se manifestó. Empecé como enfermera de Urgencias. Entonces, poder apoyar a pacientes críticos, de riesgo vital y complicado, me despertó la ilusión y las ganas de dedicarme a esta profesión.

¿Qué templanza requiere, a nivel profesional, ser enfermera de Urgencias?

Requiere tener bastante juicio clínico para poder valorar, en poco tiempo, aquellos pacientes que requieren una atención urgente. El hecho de atender situaciones críticas hace necesario tener un carácter fuerte, porque vives emociones estresantes que debes saber gestionar; y una visión amplia de todo tipo de patologías y pacientes. En definitiva, se trata de actuar en situaciones urgentes de manera rápida y con determinación.

«Debemos cuidar a los pacientes y sus familias como nos gustaría que nos cuidasen a nosotros. La empatía y compasión dan valor a la profesión»

¿Este juicio clínico se aprende con la experiencia?

Cuando empezamos todos somos enfermeros y enfermeras noveles. Durante los tres o cuatro años que haces prácticas te decantas hacia una atención u otra. A partir de aquí, la enfermería es una carrera de fondo, la formación es continua y en la que la destreza la adquieres con el tiempo. Así, según adquieres conocimiento y habilidades, gestionas las situaciones de forma diferente.

Dada su experiencia y formación, ¿por qué en enfermería tiene un papel fundamental el ámbito de las curas?

El ámbito de las curas es básico, ya que lo hacemos en relación con los cuidados del paciente.

¿Cómo ha evolucionado esta atención?

Las enfermeras desarrollamos diferentes tipos de roles, desde colaborativos con el conjunto del equipo, hasta otros más autónomos en los que, de principio a fin, cuidamos a los pacientes. Con el tiempo, conforme ha avanzado la profesión, se ha dado mucha más importancia a las curas de enfermería y la necesidad de una buena atención al paciente.

Por otro lado, en las últimas Jornades d’Infermeria de Terres de l’Ebre se puso en valor la necesidad de cuidar también a las y los profesionales.

Es evidente que la Covid-19 nos ha perjudicado porque han sido años de una fuerte presión asistencial, y de ser testigos de situaciones emocionales muy duras, en las que hemos ejercido de acompañantes en muchos aspectos. Por otro lado, cuando existe un foro donde poder compartir experiencias y darlas a conocer es cuando se enriquece la profesión. Exportar y transferir el conocimiento es básico.

¿Qué le transmitiría a las futuras generaciones?

Lo que debemos transmitirles, precisamente, es que nuestra profesión es muy importante porque cuidamos a las personas en todos sus ámbitos y en diferentes momentos, desde situaciones de alegría hasta otras de tristeza y vulnerabilidad. Debemos cuidar a los pacientes y sus familias como nos gustaría que nos cuidasen a nosotros. La empatía y compasión dan valor a la profesión. Por último, es muy importante ver al paciente como un todo para poder seguir defendiendo sus derechos. En este sentido, un enfermero o una enfermera no pueden ser solo un técnico o una técnica.

En esta situación de vulnerabilidad, ¿cómo reacciona cuando el paciente se resiste a recibir la ayuda necesaria?

La enfermería conlleva establecer una relación empática y terapéutica. Las enfermeras y el sistema sanitario no obligan al paciente a hacer nada, sino que de lo que se trata es de fomentar la autonomía. Para ello hay que informarle del objetivo de las curas, del tratamiento que se le administra y de la responsabilidad que él o ella tiene como paciente. Lo importante es que el paciente tenga todas las herramientas y toda la información, y así establecer una relación de confianza y de comunicación, desde la colaboración.

¿Qué ha supuesto ocupar el cargo de decana del Consell de Col·legis d’Infermeres i Infermers de Catalunya?

Es un orgullo y una experiencia enriquecedora poder liderar las enfermeras catalanas. Lamentablemente, ha sido en un momento muy difícil de la historia reciente, como consecuencia de la pandemia. En cualquier caso, me ha aportado experiencia y saber establecer conexiones entre todos los ámbitos.

¿Qué visión le otorgó de los retos de futuro?

Como decana tienes una visión transversal de los problemas que afectan a todos los ámbitos: sociosanitario, enfermeras de atención primaria y comunitaria, hospitalarias, etc.

En el ámbito de la investigación, ¿qué avances se han logrado?

Desde el momento en el que se empezó a impartir el doctorado, se ha dado un salto de conocimiento. Las ganas e inquietud por investigar aportan conocimiento a la profesión y una base científica, que es lo importante para continuar evolucionando.

Comentarios
Multimedia Diari