La primera calculadora de nuestra particular huella de carbono

Reducir los gases de efecto invernadero generados a partir de los productos, servicios y procesos de una organización es una de las soluciones para mejorar el medio ambiente

| Actualizado a 29 noviembre 2021 17:55
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Dentro de sus compromisos con la sostenibilidad medioambiental, BBVA ha conseguido ser el primer banco del mundo en usar analítica de datos para calcular la huella de carbono de las empresas. 
Uno de los últimos proyectos en esta materia ha consistido en incorporar una nueva funcionalidad al agregador financiero One View que, a través del análisis de datos, permite a las empresas conocer la cantidad de gases de efecto invernadero que emiten a la atmósfera con su actividad diaria. 

La aplicación de BBVA One View  permite incluir todas las entidades bancarias y una vez incluidas todas las claves de cada banco, se puede consultar cualquier cuenta, tarjetas, TPVs e información de préstamos y créditos para tenerlo todo controlado de un vistazo.
En estos momentos en los que la principal preocupación de las pymes y empresas es cómo afrontar la desescalada durante la crisis sanitaria, conocer su huella de carbono es un primer paso para implementar acciones que les ayuden a reducir sus gastos en energía, al mismo tiempo que generan un impacto positivo en el planeta. Además, a partir de esta información, podrán explorar nuevas líneas de negocio, más sostenibles, que les facilitarán la recuperación en un nuevo contexto.

Un modelo más sostenible

‘One View’, es el agregador inteligente para empresas que facilita el cálculo de la huella de carbono a partir de los movimientos que se producen en las cuentas agregadas de la empresa relacionados con los gastos de electricidad, gas o combustible. Con esta información, la nueva funcionalidad convierte los gastos en energía en toneladas de CO2 emitidos a la atmósfera por la actividad empresarial. Para ello, y sin que el cliente tenga que introducir ningún dato adicional, se aplica el correspondiente factor de emisión de CO2 a la estimación de la cantidad de energía consumida en cada uno de esos gastos.

Una vez calculada la huella de carbono de la empresa en toneladas de CO2 que emite a la atmósfera, esta herramienta muestra su evolución mensual  junto con la de los gastos energéticos asociados. Las empresas pueden hacer así un seguimiento de sus emisiones y también de sus gastos de energía. Además se presenta esta información de manera simplificada usando referencias como el número de árboles que equivalen a una tonelada de carbono, por ejemplo.  Todo ello fomentará la concienciación de la empresa sobre las consecuencias medioambientales que su actividad productiva tiene en el planeta.

Además, con el objetivo de que los clientes empresariales avancen en su transición hacia un modelo más sostenible, BBVA One View ofrece recomendaciones prácticas sobre qué medidas pueden adoptar para ser más eficientes energéticamente y de esta forma mejorar su cuenta de resultados. El cálculo de la huella de carbono puede también ampliar las capacidades de negocio de una empresa al obtener, bajo ciertas condiciones, una mayor puntuación a la hora de optar a concursos abiertos por la administración pública.

Posicionamiento diferencial

«Son cada vez más los consumidores que exigen a sus empresas el cuidado del medioambiente y cada vez más las empresas que exigen a sus proveedores una política medioambiental. BBVA quiere ayudar a sus clientes empresariales a conseguir un posicionamiento diferencial, donde ese impacto medioambiental positivo sea además compatible con las tecnologías más eficientes y competitivas»,  señalaron desde BBVA. 

«La digitalización de estas soluciones es particularmente útil a las pymes que están empezando en el camino de la sostenibilidad y que, ahora más que nunca, necesitan reinventarse para dar respuesta a los cambios que la crisis del coronavirus ha introducido en la economía y en nuestras vidas», puntualizaron.

En la actualidad, alrededor de 120.000 empresas ya utilizan el agregador inteligente para empresas, BBVA One View. Desde ahora, podrán obtener su huella de carbono de manera gratuita y conocer el impacto medioambiental de su actividad. 
Además, BBVA también es el primer banco en España en poner a disposición de sus clientes, tanto particulares como empresas, una herramienta para calcular su huella de carbono gracias a la analítica de datos.

BBVA One view

La aplicación contiene una calculadora inteligente. Siendo ya cliente de BBVA One View, permite conocer y saber cuánto contamina la empresa y cuánto dinero supone. Además, es muy sencillo de utilizar y también podemos marcar los objetivos de ahorro, comparar gráficas y acceder a ideas para optimizar el consumo: desde pequeños cambios hasta grandes proyectos de renovación de equipos.

Un futuro en un planeta sostenible que no deje a nadie atrás

El cambio climático es un fenómeno imparable y un problema que no podemos obviar. El planeta se dirige hacia un aumento de la temperatura global de unos 3º, lo que afectaría a la pérdida de más de un millón de las 8 millones de especies de plantas y animales que habitan el planeta. Además, las enfermedades derivadas matan actualmente a más de 9 millones de personas.

La humanidad ha declarado la guerra a la naturaleza: el principal objetivo es establecer una coalición mundial en la neutralidad  emisiones de carbono. Reparar nuestro planeta implica un replanteamiento radical, tanto cultural como de valores y reformular los modelos económicos y nuestra conducta particular como especie.

Entidades como BBVA tienen claro que las empresas forman un papel crucial en la reparación y cuidado del planeta, tanto en la manera de llevar a cabo la actividad diaria como en la relación como proveedores y clientes. Pero la responsabilidad va más allá del ámbito medio ambiental: para BBVA es muy importane romper las brechas sociales y garantizar las iguadades sociales para guiarnos hacia un planeta más sano y una sociedad más justa.

La financiación sostenible

Por ello, BBVA canalizará 200.000 millones de euros en financiación sostenible hasta 2025, lo que supone doblar los 100.000 millones, objetivo inicial anunciado en febrero de 2018. Además, en el periodo 2021-2025, tanto BBVA como sus fundaciones destinarán 550 millones de euros a iniciativas sociales para apoyar el crecimiento inclusivo en los países en los que está presente.

«La sostenibilidad es una prioridad estratégica para BBVA. Retos tan importantes como el cambio climático o la lucha contra la desigualdad, suponen una tarea titánica que nos afecta a todos como sociedad y que debemos abordar a un ritmo sin precedentes», señaló el presidente de la entidad, Carlos Torres Vila. «Pero ayudar a nuestros clientes en su transición hacia un futuro más sostenible también representa una gran oportunidad. Por eso, hemos creído que debemos y podemos ser más ambiciosos, duplicando nuestro compromiso con la sostenibilidad, para llegar más lejos», añadió.

Y es que a 31 de marzo de 2021, BBVA había alcanzado los 59.000 millones de euros en financiación sostenible, más de la mitad de los 100.000 millones de euros comprometidos entre 2018 y 2025 para luchar contra el cambio climático y promover el crecimiento inclusivo. La financiación de este tipo de operaciones sostenibles por parte de BBVA ha crecido a un ritmo un 44% por encima de lo previsto. Trimestre tras trimestre, BBVA ha superado las previsiones en la originación de esta financiación sostenible.

Compromiso con la comunidad

En este sentido, el consejero delegado de BBVA, Onur Genç, declaró que la sostenibilidad es una prioridad estratégica para la entidad: «queremos contribuir a la lucha contra el cambio climático y al crecimiento inclusivo». 

Este nuevo compromiso con la comunidad anunciado está alineado con el propósito de la entidad: poner al alcance de todos las oportunidades de esta nueva era; y con las actuales prioridades estratégicas de BBVA, en concreto con la sostenibilidad y la salud financiera.Así es como BBVA se ha planteado tres líneas de actuación intrínsecamente ligadas: primero, reducir la desigualdad y promover el emprendimiento; segundo, crear oportunidades para todos a través de la educación; y tercero apoyar la investigación y la cultura.

El primero de estos focos de ac tuación implica el apoyo a emprendedores. A través de la Fundación Microfinanzas BBVA (FMBBVA), se destinarán 7.000 millones de euros a la financiación de más de 4,5 millones de emprendedores vulnerables a través de microcréditos. Además, cuentan con que aproximadamente  115 millones de euros se inviertan en el al apoyo de organizaciones enfocadas en la asistencia social y también está previsto el desarrollo de programas de apoyo no financiero.

El segundo objetivo implica que BBVA invertirá más de 215 millones de euros en programas educativos beneficiando directamente a más de tres millones de personas. Además, más de 50 millones de personas tendrán acceso a contenidos educativos abiertos y gratuitos, con lo que pretenden bloquear la brecha digital en la educación y promover un aprendizaje más abierto.

Por último, en su intenso apoyo a la cultura y la investigación, cuya trayectoria es ya bastante larga, BBVA quiere destinar en los próximos años, unos 180 millones de euros para facilitar el acceso al conocimiento, a la investigación y a la cultura a más de 25 millones de personas.

Comentarios
Multimedia Diari