No sin mi barba

Moda. El vello facial mantiene su vigencia y los barberos profesionales renacen

| Actualizado a 02 enero 2022 11:22
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Temas:

Cuando a principios de 2010, el fenómeno hipster empezó a expresar su apariencia a través de unas barbas contundentes y abundantes, quizás pocos podían pensar que esa moda iba a convertirse en una tendencia casi eterna con el paso del tiempo. Hoy, los hombres exhiben sus barbas casi como una seña de identidad estética. Creaciones de todo tipo y con un cuidado impensable en el género masculino si miramos atrás. El efecto de las barbas no solo ha supuesto un cambio de imagen, también ha potenciado el mercado de las barberías. Hasta el punto que, los hombres, actualmente, van a la barbería tanto o más que las mujeres.

«Tengo clientes que vienen una vez por semana», confiesa Manel Oliva, con una trayectoria en el sector de más de 50 años en Reus. Oliva Barber Shop se ha especializado en el trato de las barbas, otro rasgo de esta tendencia. Los ‘barbudos’ buscan, cada vez más, profesionales en el corte y la perfección de esta modalidad estética.

Desde hace cinco o seis años, el arte de la barba se ha extendido a nivel social en todos los ámbitos. Personajes de la escena actual como el mismo Rey Felipe o Ben Aflek, entre otros, se han convertido en ejemplos clarísimos de esta realidad que ya escapa totalmente de la cualquier moda pasajera. «Hace mucho tiempo que los clientes piden la especialización. Trabajamos mucho con las barbas, se ha notado que los hombres han apostado por este tipo de imagen», confiesa Óscar Verge, de SCR Barbershop, en Tarragona. Cumple 23 años de servicio profesional en la ciudad.

Desde hace dos, Cristian Quintero ofrece su saber en Mr Champagne Barbería, también en Tarragona. «El 75 por ciento de mi clientela es de barbas. Trabajamos con todo tipo de estilos», recuerda.

Las tendencias

En la actualidad, se empiezan a minimizar los estilos largos, como el lumberjack o leñador. Las barbas kilométricas ya no dan tendencia, principalmente por la pandemia, que ha provocado una deriva hacia los estilos más recortados. Se ha observado como cada vez la barba se rasura de forma contundente, luce de forma bastante discreta a través de una creación definida, con degradados y sombreados. En ocasiones el protagonismo se centra en el bigote, dejando en un plano más tímido el vello facial de las mejillas.

En segundo lugar, existe la experimentación en nuevos estilos, si bien el largo de la barba se mantendrá corto o definido, la búsqueda de siluetas diferentes no estará prohibida; de hecho, es un momento de probar nuevas creaciones. Por ejemplo, bigotes estilizados como la forma puntiaguda (stiletto) o la apuesta del modelo bicolor, con el contraste del tono del cabello y de la barba.

El look bohemio se ha convertido en uno de los alicientes actuales. Una moda relajada, pero con el toque del je ne sais quoi francés. En cuestiones de vello facial, se mantiene bien delineado, complementado con un bigote delgado.

El bigote chevron de los años 70 se ha consolidado como otro de los rasgos vigentes con presagios optimistas de cara a los próximos meses. Con esta tendencia existen dos opciones; rasurar y contrastarlo con barba completa, o decidir llevarla de forma sombreada.

Finalmente, el modo desarreglado, pero del cual se ha cuidado cada detalle, forma parte de las tendencias en barba para 2022. Una barba cerrada o de candado, dejando crecer en esa zona un poco más el vello, mientras que en los laterales se podrá llevar de una forma más desenfadada. 2022 abrirá paso a estas nuevas ideas de moda masculina.

Comentarios
Multimedia Diari