Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

El camionero que dejó KO al alcoholímetro de Mossos en Vandellòs

Un conductor de 39 años marcó en la segunda medición 1,33 mg/l, 9 veces el máximo permitido (0,15). La primera era una tasa todavía más elevada. Hoy pasa a disposición judicial

| Actualizado a 19 mayo 2022 18:36
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

¿Cree que se debe proteger el catalán en las escuelas?


No

No eran ni las diez de la mañana de ayer miércoles, 18 de mayo, y el camión estaba parado a la altura del kilómetro 9 de la C-44, la carretera que nace en L’Hospitalet de l’Infant y termina en Móra d’Ebre.

El conductor, un vecino de Reus de 39 años de edad, estaba de ruta y había aparcado el vehículo pesado cerca de Vandellòs. Había entrado en un local y salía de él bebiéndose una cerveza.

En aquel momento, las patrullas de Mossos de Trànsit que lo buscaban lo interceptaron antes de subirse de nuevo a la cabina. Le pidieron la documentación y le pidieron que soplara en el etilómetro. Los dígitos del aparato confirmaron todas las sospechas: el conductor circulaba con una tasa de alcohol excesiva hasta el punto que multiplicaba por 9 la que permite la ley.

Mossos habían recibido la alerta de la empresa titular del vehículo y donde trabaja (o trabajaba después de lo ocurrido) este conductor reusense. La misma compañía avisó del riesgo de que su conductor y su vehículo provocaran un accidente de tráfico, ya que habían recibido llamadas explicando que el camión circulaba por la A-7 de forma errática. Con estos avisos a la empresa, ésta llamó al 112 de inmediato y se activaron los Mossos para localizar al camión.

El sistema de geolocalización fue clave en la interceptación, ya que la señal del mismo determinó que el vehículo pesado estaba a punto de abandonar la A-7 –a la altura del polígono Les Tàpies de L’Hospitalet– para acceder a la carretera C-44 en sentido norte.

Con esa información, las patrullas peinaron la A-7 y se desviaron por la C-44 hacia el norte. Y a 9 kilómetros del origen de esta carretera, a las puertas de Vandellòs, lo localizaron parado en el arcén con el motor del camión en marcha y las llaves puestas.

Durante la identificación del conductor, los mossos ya vieron que presentaba síntomas evidentes de ir bajo los efectos del alcohol. Y la prueba de alcoholemia dio una tasa de 1,33 mg/l (miligramos de alcohol por litro de aire aspirado) en el segundo intento. El primero incluso fue superior. Teniendo en cuenta que se trataba de un camionero y que la tasa máxima para conductores profesionales es de 0,15 mg/l, los mossos lo detuvieron por un delito contra la seguridad viaria por circular con estado de embriaguez.

Los agentes inmovilizaron el vehículo hasta que otro conductor se hizo cargo y continuó su ruta. Trasladaron el detenido a dependencias policiales y paso la noche en una celda. Hoy por la mañana ha pasado a disposición judicial y ha sido puesto en libertad con cargos, han confirmado fuentes de la investigación.

Comentarios
Multimedia Diari