Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

El cóctel molotov y el chiringuito calcinado en La Pineda

Mossos sigue indagando quién pudo ocasionar el incendio que el pasado 29 de agosto arrasó con una de las instalaciones prefabricadas de la playa

| Actualizado a 20 septiembre 2022 19:09
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Las llamas se propagaron rápidamente por el chiringuito Marina Beach de La Pineda (ubicado en la zona de pinos del paseo Pau Casals). No llevaba ni dos meses en marcha. El fuego se declaró a las 3.08 de la madrugada del pasado 29 de agosto y fue el 112 quién activó a Bombers, Mossos y Policía Local para esta emergencia.

El chiringuito de la playa empezó a arder y cuatro dotaciones de Bombers fueron las encargadas de sofocar el fuego, proteger las bombonas de propano y salvaguardar parte del almacén que forma parte de la estructura del chiringuito. Los trabajos de extinción terminaron poco después de las 4 de la madrugada, dejando la estructura prefabricada inutilizada. La inversión había sido de unos 200.000 euros.

Las llamas se extendieron y afectaron casi al 90% del chiringuito, informó Bombers al día siguiente. El fuego se apagó poco una hora más tarde y con las llamas sofocadas, empezaba la investigación de lo que habría podido ocurrir. Mossos asumió esta tarea.

Las especulaciones en las redes sociales se dispararon: acto vandálico, fallo eléctrico... nadie tenía certeza de nada y las primeras informaciones de lo ocurrido fueron cautas y dando prioridad a un fallo eléctrico en el chiringuito de La Pineda antes que un acto provocado.

?wmode=transparent&showinfo=0&theme=light">

Sin embargo, la información que ya se manejaba en circuitos policiales era otra muy distinta. Los Mossos y la Policía Local habían hablado con el vigilante de la seguridad privada de los chiringuitos y él había informado de que había visto a un joven vestido con ropa oscura y una capucha que habría lanzado un cóctel molov en el Marina Beach y se había ido del lugar en dirección a la zona de Pineda Drink y la fachada principal de Aquopolis, perdiéndose en la noche.

La versión del vigilante se reforzó en las siguientes horas, cuando Mossos pudo recabar información del propietario y pudo examinar el chiringuito calcinado. Allí se acreditó que no hubo fallo eléctrico que provocara el chispazo fatal y si que había ciertas evidencias de que alguna cosa externa había sido el origen de este fuego.

La investigación enfocó toda su atención a un fuego provocado y con la información recabada en estas casi cuatro semanas se sigue intentando poner cara y nombre al autor de este acto vandálico.

El propietario del Marina Beach ha podido rehacer su chiringuito y reabrir el negocio, aunque con un sobrecoste inversor por culpa dle acto vandálico.

Comentarios
Multimedia Diari