Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

100 años. La Salle: mucho más que la Setmana Santa

Actividades culturales, lúdicas y pastorales, la labor educativa, una ONG... Los lasalianos cumplen un siglo de vida en Tarragona «en nuestro mejor momento»

Xavier Fernández José

Whatsapp
A la izquierda, el ‘Vetlleu i Pregueu, en la Plaça del Rei. Salió por primera vez en 1943. Cumple por tanto 75 años de vida. FOTO: Miquel Sanchís

A la izquierda, el ‘Vetlleu i Pregueu, en la Plaça del Rei. Salió por primera vez en 1943. Cumple por tanto 75 años de vida. FOTO: Miquel Sanchís

La Associació La Salle celebra este año un doble aniversario. El 2 de noviembre de 1918 se fundó legalmente la Associació d’Antics Alumnes dels Germans de les Escoles Cristianes. Y el Miércoles Santo de 1943 el misterio ‘Vetlleu i Pregueu’ fue bendecido en el patio del colegio, entonces ubicado en la Plaça Imperial Tarraco. Conmemora por tanto 100 años de vida y 75 de la recuperación de uno de los pasos de la entidad. 

Tradicionalmente la Associació La Salle había contado con dos misterios: la Oració de Jesús a l’Hort y el Prendiment o Petó de Judes. Ambos pasos fueron quemados en el caos revolucionario que precedió al golpe de Estado franquista y la Guerra Civil. 

Aquellos sangrientos años fueron los peores para la entidad. No sólo perdió su patrimonio sino que también fueron asesinadas 62 personas, entre religiosos lasalianos y antiguos alumnos, según recuerda el presidente de la entidad, Joaquim Julià. Muchas de las víctimas permanecían detenidas en un barco anclado en el Port, el Río Segre. 

Tras la Guerra civil, la entidad encargó que se esculpiese un nuevo paso de la Oració a l’Hort y se planteó repetir el Prendimient, pero finalmente se optó por crear un nuevo paso: Vetlleu i Pregueu. 

En 2016 salió por primera vez el tercer paso de la Associació: el Crist de les Set Paraules, que es portado a hombros por los asociados más jóvenes (alumnos de Segundo de Bachillerato) y por miembros más experimentados de la entidad. 

Esos tres pasos y la afluencia a la procesión del Sant Enterrament llevan a Julià a considerar que los últimos son los mejores años de la Associació.
Julià destaca que la Associació La Salle no es sólo una cofradía de Setmana Santa. En efecto, cuenta desde hace años con una intensa actividad teatral y pastoral así como con otras iniciativas culturales. En fechas navideñas, es inevitable toparse con los tradicionales Pastorets de la Salle. Sin olvidar que impulsa la labor de la ONG Proide. 

El año pasado los Pastorets se escenificaron en el Teatre Tarragona porque el Metropol estaba en obras. Julià espera poder volver esta Navidad al Metropol que durante dos décadas fue gestionado por La Salle. Ahora es un teatro municipal. 

Según se explica en su web, la Fundación Proide (Promoción y Desarrollo) «trabaja para ganar cuotas de justicia social a través de la educación de calidad para todos». Su campo de acción es el Tercer Mundo, donde «promueve una educación transformadora en las aulas para forjar una ciudadanía informada, crítica y comprometida con el bienestar global».

Uno de los elementos particulares de La Salle es el Sermó de les Set Paraules que tiene lugar el Viernes Santo. Precisamente el Seminari acoge estos unos días una exposición sobre este tema. Julià sentencia que «ser lasaliano es una forma de comportarse y trabajar en equipo, de ejercer un voluntariado y de reflejar nuestra espiritualidad».

Comentarios

Lea También