Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

136 cargos a dedo en las empresas municipales de Tarragona

El número de puestos de trabajo de confianza se eleva a 136 si se añaden los 17 del personal eventual del Ayuntamiento y los 27 de la Diputació. El consistorio gasta 547.691 € en asesores

Octavi Saumell

Whatsapp
Pau Ricomà, en su toma de posesión. Una de las primeras decisiones del pleno fue aprobar un presupuesto de 547.691 euros para asesores. FOTO: P. Ferré

Pau Ricomà, en su toma de posesión. Una de las primeras decisiones del pleno fue aprobar un presupuesto de 547.691 euros para asesores. FOTO: P. Ferré

Los partidos políticos se reparten hasta 136 cargos de confianza y de representación política remunerada entre la Diputació y el Ayuntamiento de Tarragona, a raíz de las elecciones municipales del pasado 26 de mayo. De estos, 92 corresponden a las empresas mixtas y municipales del Consistorio, otros 17 son de personal eventual de la corporación de la Plaça de la Font y 27 más corresponden a cargos de libre designación de las formaciones en la administración provincial. En el Consell Comarcal del Tarragonès no hay cargos de confianza. 

El Ayuntamiento de Tarragona aprobó en el primer pleno del mandato, celebrado el pasado 15 de junio, gastar un total de 547.691,68 euros anuales en sueldos de asesores políticos. En concreto, la propuesta que fue avalada prevé un puesto de dirección del gabinete de alcaldía del alcalde Pau Ricomà (ERC), así como 16 plazas de cargos de confianza. De éstas, cuatro son para el PSC, tres para ERC, tres para Junts per Catalunya, dos para el PP, una para la CUP y otra para En Comú Podem. 

Por lo que se refiere a la vacante de Alcaldia, ésta ha sido ocupada por la periodista Judit Borrell, una persona de la máxima confianza para el nuevo alcalde y que ya ejercía como asesora de ERC el pasado mandato. Según el informe que pasó por el pleno, este puesto de trabajo consiste en «asesorar a Alcaldia en la apreciación y detección de las aspiraciones y demandas ciudadanas, en relación a la prestación de los servicios públicos», así como «coordinar las relaciones de Alcaldia con las concejalías delegadas y las relaciones institucionales con otras administraciones y entidades». La nueva alto cargo de la corporación cobrará 60.494,28 euros brutos anuales y releva al socialista Josep Maria Bonet.

TGN: 16 asesores de partidos

Asimismo, el pleno municipal también aprobó otras 16 plazas de asesores, que según el informe deben «asesorar a los concejales en la apreciación y detección de las aspiraciones y demandas ciudadanas», así como «en la formulación de propuestas de políticas públicas», y la «coordinación del seguimiento de la gestión municipal en sus diferentes áreas». Según el documento, este personal eventual tiene una jornada semanal de 35 horas, «con la flexibilidad horaria necesaria para desarrollar sus funciones».  

El PSC es la formación que cuenta con un mayor presupuesto, ya que dispone de dos puestos de trabajo enteros por su condición de fuerza más votada. Los socialistas han dividido las plazas en cuatro vacantes: una al 60% de la jornada, y tres al 46,70%. En total, el presupuesto para estos empleos es de 114.678,51 euros brutos anuales. Una de las plazas está ocupada por la expresidenta de la Federación de Asociaciones de Vecinos, Cristina Berrio, quien fue la número ‘8’ de la lista socialista, por lo que se quedó fuera del Saló de Plens ya que el PSC se quedó con siete ediles.

El sueldo de los seis gerentes de empresas municipales oscila entre 60.000 y 75.000 € al año

Como segunda fuerza con una mayor representación –siete concejales–, Esquerra Republicana se ha dotado de tres plazas, que suman 1,75 jornadas de trabajo. Así, una tiene un 59,26% de dedicación, mientras que las otras dos son de un 57,87%. El presupuesto con el que cuentan los republicanos es de 100.293,54 euros al año. 

En tercer lugar en volumen de asesores se sitúa Junts per Tarragona, que cuenta con un 175% de jornada, por el 100% de Ciutadans pese a contar con más concejales. Los de Dídac Nadal, que han dado apoyo a la investidura de Pau Ricomà (ERC) pese a no entrar en el equipo de gobierno, dividen sus tres plazas al 58,33% para un presupuesto igual que el de ERC. 

Por su parte, Ciutadans divide su 100% de jornada entre dos personas: una al 60% y otra al 40%. Su dotación económica es de 57.310,60 euros, mientras que En Comú Podem cuenta con una plaza al 100% con 57.310 euros que se reparten dos personas. 

Las cifras: Más de millón y medio en cargos

  • El Ayuntamiento de Tarragona gasta 547.691 euros en asesores.
  • La Diputació destina 968.000 euros a cargos de confianza.
  • La suma de ambas cifras arroja un total de 1.515.691 euros.
  • 136 plazas se reparten entre Ayuntamiento y Diputació.
  • 92 de esas plazas están en las empresas públicas municipales de Tarragona ciudad.
  • 17 corresponden a asesores del consistorio.
  • Las restantes 27 son cargos de confianza en la Diputació

Asimismo, la CUP tiene otra persona al 50% de jornada, con un sueldo de 28.655 euros. Finalmente, el PP cuenta con dos plazas: una al 32% y otra al 18%, con 28.655 euros al año. Uno de estos puestos es para la exedil de Turisme, Inma Rodríguez. 

92 plazas en las empresas

La mayor parte de las plazas que se reparten los partidos se dividen en las empresas mixtas y municipales del Ayuntamiento, donde hay un total de 92 plazas. En este sentido 85 son en las compañías, mientras que otras siete son de las gerencias. 

Las compañías mixtas –Serfum y Ematsa– son las que pagan mejor a sus consejos políticos. Cabe señalar que solo tienen cinco vacantes en sus consejos de dirección, que son ocupados por dos representantes de ERC, uno del PSC, uno de Junts per Tarragona y otro de En Comú Podem. Se han quedado fuera Ciutadans, PP y CUP, ya que existe un número limitado de vacantes. 

Según la resolución que se aprobó en el pleno municipal, el criterio para escoger a los representantes municipales se ha tomado en base a nombramientos de «personas cualificadas, incorporando criterios de participación de los grupos municipales», a la vez que «se trata de asegurar la profesionalidad en la administración de la empresa y la representación del gobierno municipal para asegurar la gestión de acuerdo con las políticas públicas y criterios adoptados por el Ayuntamiento». 

La retribución económica que percibe un consejero de una compañía de carácter mixto oscila entre los 6.900 y los 10.000 euros, dependiendo del cargo que se ocupe. Durante 2018, la partida de Ematsa para el pago a consejeros fue de 94.400 euros, a repartir entre sus diez integrantes con una media de unos 8.000 euros por cabeza. Asimismo, por lo que se refiere al Serfum, cada uno de los miembros de la dirección cobró unos 6.900 euros a lo largo de 2018. 

Por lo que se refiere a las empresas públicas, Espimsa –la del Mercat Central– es la que cuenta con un mayor nivel retributivo. Así, en 2018 el pago por las asistencias a los consejos de administración fue de 97 euros por reunión. Normalmente, se realiza un encuentro al trimestre, si bien dependiendo de la presidencia puede reunirse hasta una vez al mes. Desde el pasado 15 de junio, el consejo de Espimsa está formado por dos representantes de ERC, uno de Junts per Tarragona –que tiene la presidencia–, y uno de PSC y de En Comú Podem. 

El mayor número de cargos se da en las cinco empresas de titularidad cien por cien municipal, que son Aparcaments, Mitjans de Comunicació, EMT, Desenvolupament Econòmic y el Servei Municipal de l’Habitatge (Smhausa). 

Estas compañías cuentan con 14 consejeros cada uno, lo que otorga 70 plazas de cargos directivos. Hay cinco dirigentes de Esquerraen cada una y tres de Junts per Tarragona, dos de En Comú Podem y uno de PSC, Ciutadans, CUP y PP. La cuantía que cobran los dirigentes de estas empresas municipales es inferior a las mixtas y a Espimsa. Así, perciben 75 euros brutos por cada reunión del consejo, que se realiza una vez al mes excepto en agosto. 

Asimismo, cada una de todas las empresas cuenta con un gerente con un contrato de alta dirección. En total, hay seis gerentes de compañías municipales, que pueden ser cesados por el nuevo gobierno previo pago de una indemnización. El sueldo de estos dirigentes oscila entre los 60.000 y los 90.000 euros anuales.  

27 puestos en la Diputació

La Diputació de Tarragona cuenta este mandato con un total de 27 puestos de trabajo eventuales, a repartir entre las formaciones con representación en el pleno provincial. Así, habrá un Cap de Gabinet de Presidència y otro de Vicepresidència. Los dos partidos que forman parte del ejecutivo liderado por Noemí Llauradó (Esquerra) cuentan cada uno, además, con tres «asesores técnicos de gobierno».

Paralelamente, cada grupo provincial tiene varios empleados, dependiendo de su representación en el pleno. De este modo, Esquerra, que tiene once diputados, cuenta con siete plazas. El PSC (siete diputados), seis plazas. Junts per Catalunya (ocho diputados), cinco plazas. Ciutadans, con un único diputado, dispondrá de un coordinador de actividades.

Temas

Comentarios

Lea También