Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

14.418 pacientes están en lista de espera, 11,5% menos que hace un año, según Salut

En 2014 el número de intervenciones creció en un 8%. Se derivó a 250 pacientes de Joan XXIII a operarse a otros centros
Whatsapp
Foto: DT

Foto: DT

Actualmente hay en la región sanitaria del Camp de Tarragona 14.418 pacientes (una cifra cercana a los 15.354 habitantes de Torredembarra) esperando algún tipo de operación quirúrgica. Se trata, no obstante, de 1.889 personas menos (una reducción del 11,5%)de las que se encontraban en esa situación en diciembre de 2013. Así lo dio a conocer ayer el gerente de los Serveis Territorials de Salut, Josep Mercadé, quien se mostró satisfecho «después de tres años muy duros» y de lo que calificó como una «travesía por el desierto».

Los datos positivos que arrojaban las listas de diciembre pasado ya se habían ido administrando con cuentagotas desde principios de año, puesto que cada hospital pudo hacer públicos parte de sus resultados, y el miércoles pasado hizo lo propio el Departament de Salut, que sólo ofreció datos del conjunto de Catalunya, por lo que ayer fue el turno de la región sanitaria del Camp de Tarragona.

No obstante, vale la pena destacar que no fue posible comparar el número de pacientes en espera de una intervención en particular en un centro determinado, o los datos con otras regiones de Catalunya, debido a que la web del CatSalut que publica la información ayer no funcionaba.

 

Intervenciones y traslados

La principal medida para la bajada de pacientes en espera fue el aumento de actividad, es decir, de número de operaciones. En 2014 se realizaron 26.730, un 8% más que el año anterior. También hay que esperar menos tiempo; si en 2013 la media estaba en los 7,23 meses, ahora se encuentra en 6,91.

Mercadé explica que fue posible gracias a que se optimizó el tiempo de los quirófanos, se realizaron más operaciones de cirugía mayor ambulatoria (que no requieren ingreso) y porque los profesionales «se dejaron la piel».

También tiene que ver en algo esta disminución con el hecho de que 250 pacientes fueron derivados a otros centros sanitarios distintos de los que les correspondían para ser operados. En la mayoría de los casos se trató de pacientes de Joan XXIII que fueron enviados al Hospital de Santa Tecla y al Centre MQ de Reus –antigua Clínica Fábregas–, del Grup Sagessa. Todos los pacientes que fueron trasladados lo hicieron de manera voluntaria, pero la medida fue duramente criticada por los sindicatos cuando se conoció el año pasado, ya que consideraban que habría sido preferible invertir en el propio hospital para poder asumir la demanda.

 

Mejora en 14 procedimientos

Pero si la bajada en el conjunto de operaciones es significativa, lo es aún más si se toman como referencia sólo los procedimientos garantizados, es decir, esos que hasta ahora, por ley, debían realizarse antes de seis meses. En este punto el número de enfermos estaba en diciembre en 4.705, un 34% menos que el año anterior. Se trata de una bajada que supera la media catalana, donde la reducción fue del 24%. Además, la cifra también es inferior a los 4.824 de 2010, antes de los recortes. También hubo una importante disminución de los pacientes que llevaban más de seis meses esperando, que pasaron de 2.794 en 2013 a 95 en 2014.

Por centros sanitarios, el que más operaciones realizó en la región sanitaria el año pasado en el grupo de los 14 procedimientos fue el Hospital Sant Joan de Reus, que efectuó 4.339 operaciones (3.176 en 2013), seguido del Joan XXIII de Tarragona, con 3.591 (2.503 en 2013).

También fue el hospital de Reus el que más bajó el tiempo de espera de estos procedimientos, de 6,35 a 2,32 meses de media, seguido del de Tarragona, que sigue siendo el que más tarda de la región, que pasó de 5,07 a 3,10 meses.

 

‘No debe haber listas ocultas’

Mercadé salió al paso de las denuncias de sindicatos y pacientes que consideran que hay listas escondidas, casos que no son contabilizados expresamente, asegurando que cualquier ciudadano que considere que está en esa situación debe denunciarla ante el Departament de Salut en el servicio de atención al ciudadano. «No debe haber listas ocultas», aseguró, a la par que reconoció que en 2013 ya les tocó investigar a un centro sanitario, del cual no reveló el nombre, que incurrió en esa práctica.

Sobre el momento en que un paciente entra en la lista, Mercadé aclaró que es el propio facultativo el que, en el momento de informar al paciente que debe ser operado, tiene que introducir sus datos en el aplicativo informático. En ese momento el enfermo entra en la lista.

Recordó Mercadé que a partir de marzo cambiará el tiempo máximo de espera. Ahora será de un año para todas las intervenciones y de las 14 garantizadas sólo las intervenciones de cataratas, prótesis de rodilla y cadera mantienen el tiempo de garantía de 6 meses.

Además, los médicos tendrán oportunidad de elegir, en función de las condiciones de salud y sociales del paciente, la prioridad que se debe dar a los casos. Los procedimientos oncológicos, por ejemplo, deberán ser operados antes de 45 días.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También