Más de Tarragona

2021: Subida de sueldos en Tarragona vía Madrid pese a la pandemia

Aumento del 0,9% Junts propondrá mañana que políticos y asesores renuncien al incremento previsto. Cartagena y Alicante ya lo han hecho

OCTAVI SAUMELL

Whatsapp
Imagen de archivo de un pleno municipal del Ayuntamiento de Tarragona de enero de 2020, antes de la pandemia de la Covid. FOTO: PERE FERRÉ

Imagen de archivo de un pleno municipal del Ayuntamiento de Tarragona de enero de 2020, antes de la pandemia de la Covid. FOTO: PERE FERRÉ

¿Deben subirse el sueldo los concejales y asesores políticos en plena crisis económica por la pandemia de la Covid-19? Este será uno de los puntos «calientes» de la Junta de Portaveus del Ayuntamiento de Tarragona convocada para mañana a las 9 horas, previa al pleno de este viernes en el que se prevé aprobar un incremento salarial para funcionarios, personal laboral, trabajadores eventuales y los cargos políticos del 0,9% para este año. Este aumento se suma al 2,5% de 2020, por lo que desde 2019 la subida será del 3,4%.

El debate está sobre la mesa. Se calcula que un 10% de las empresas no sobrevivirán a la Covid; se estima que unas 2.000 compañías de la provincia están en estos momentos en Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) mientras que el paro en las comarcas tarraconenses ha vuelto a niveles de 2012, con una cifra del 20,9% que se dobla en el caso de los jóvenes.

Con todo este panorama, y con los ERTE prorrogados hasta finales de mayo –y unas pésimas perspectivas para el sector turístico, hostelero y comercial–, el pleno municipal telemático de pasado mañana tiene previsto avalar el incremento de la masa salarial, que no afecta solo a la parte fija, sino también las indemnizaciones y las retribuciones por razón de servicio, como son las asistencias a juntas y consejos de administración, así como las productividades. En global, el Consistorio calcula que la subida supondrá un gasto añadido de 500.000 euros para 2021, en el que la masa salarial de los más de mil trabajadores municipales supondrá el 36% del presupuesto: 59 millones sobre unas cuentas de 163,3. De estos, unos 547.000 euros corresponden a asesores políticos de los siete grupos con representación en el Saló de Plens.

«Viene marcado por Ley»

El concejal de Serveis Centrals, Jordi Fortuny (ERC), justifica el incremento de nóminas en el hecho de que «nos viene impuesto por los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de este año», que establecen la subida masiva del 0,9% para trabajadores y políticos. «Los empleados públicos perdieron mucho poder adquisitivo durante la crisis», recuerda el segundo teniente de alcalde, quien apuesta por mirar el vaso medio lleno. «El aumento irá bien en términos macroeconómicos, ya que fomentará el consumo y ayudará a que ruede la economía», a la vez que reitera que «ofrecer un servicio público de calidad requiere de gente, como guardias urbanos o personal de limpieza». Cabe recordar que Esquerra avaló la aprobación de las cuentas de Pedro Sánchez (PSOE) el pasado mes de noviembre junto a Unidas Podemos, ERC, Bildu, Más País, Compromís, PDeCAT, PNV, Nueva Canarias, PRC y Teruel Existe.

Consecuentemente se expresa en la misma linea la portavoz socialista, Sandra Ramos, quien afirma que «no hay demasiado qué decir» sobre la subida», ya que «es una decisión que viene marcada por ley». Seguramente por esto, en la comisión informativa del pasado viernes la propuesta se avaló por unanimidad.

«Una cuestión ética»

Pese a ello, cabe destacar que el artículo 18.Dos de la Ley de Presupuestos de 2021 asegura que «las retribuciones del personal al servicio del sector público no podrán experimentar un incremento global superior al 0,9 por ciento respecto a las vigentes a 31 de diciembre de 2020».

Curiosamente, dos de las voces más críticas con la subida vienen desde los socios de investidura de Ricomà: Junts y la CUP, quienes se encuentran en conversaciones para ampliar el gobierno municipal, ahora formado por solo nueve integrantes. «La subida a los trabajadores del Ayuntamiento nos parece insuficiente, mientras que la de los cargos electos y eventuales es prescindible», afirma la portavoz de la CUP, Laia Estrada, quien resalta que «ya hace tiempo que reivindicamos una bajada de los sueldos de los concejales, sus asesores y altos cargos municipales».

De manera mucho más contundente se expresan desde Junts. «Haremos una enmienda en la Junta para Portaveus para que el punto se vote por separado. Políticos y asesores tenemos que renunciar a este incomprensible incremento salarial. Es una cuestión de ética y moral que, a su vez, genera un ahorro que puede convertirse en ayudas a los sectores más afectados», indica Dídac Nadal, quien de esta forma se desmarca de la subida que, en el Congreso de los Diputados fue avalada por los cuatro representantes del PDeCAT pero rechazado por los de Junts per Catalunya. ¿Toda una declaración de intenciones de cara a un posicionamiento futuro?

Temas

Comentarios

Lea También