Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

25.000 visitantes abarrotan el Food Truck Festival

Éxito de la primera edición de este peculiar evento gastronómico, que volverá a celebrarse en la TAP en enero

Francisco Montoya

Whatsapp
Los puestos de comida han agotado en muchos casos sus existencias este fin de semana. Foto: Lluís Milián

Los puestos de comida han agotado en muchos casos sus existencias este fin de semana. Foto: Lluís Milián

La primera edición del Food Truck Festival, celebrada este fin de semana en la Tarraco Arena Plaça (TAP)by San Miguel, se ha saldado con rotundo éxito de asistencia:nada menos que 25.000 personas han pasado por la antigua plaza de toros para probar las múltiples propuestas gastronómicas que ofrecían las distintas furgonetas instaladas en el recinto. Se trata de una de las mejores cifras de asistencia a ferias en la TAP: desde la feria outlet del pasado mes de mayo, que citó a cerca de 30.000 visitantes, no se habían alcanzado números como los de este fin de semana.

«Estamos contentísimos. 25.000 visitantes, para la ciudad que es Tarragona, es una cifra altísima. Ha sido un éxito y la mitad de las food trucks han agotado el producto y cualquiera de ellas firmaría volver mañana mismo», reconocía ayer el responsable de Marketing y Publicidad de la TAP, Roberto Iserte.

De hecho, a lo largo de la jornada del sábado incluso «hubo un rato en el que hubo que restringir el acceso porque se había alcanzado el aforo máximo», explica Iserte. «Les pedimos disculpas, pero la seguridad es lo primero. De todas maneras, la gente soportó las colas con naturalidad y comprensión», destaca. No sólo las largas colas para entrar, sino también las que se generaban una vez dentro del recinto:«Hay que tener en cuenta que la propuesta de las food truck es artesanal, no es como ir a un bar y pedir cualquier cosa. Es algo que lleva su tiempo y por tanto genera esperas», destaca.

Entre los factores que han podido motivar el éxito de esta primera edición de la feria, que se ha complementado además con el llamado Vintage Market –una zona de paradas con venta de artículos originales, moda, complementos...–, la organización destaca en primer lugar «que la entrada era gratuita».

En segundo lugar, «las food trucks son ahora un fenómeno gastronómico muy de moda». En Barcelona, por ejemplo, se organizan festivales y eventos en torno a ellas constantemente, y esa popularidad también ha llegado a Tarragona, donde posiblemente por la ausencia de oferta estable ha generado cierta ansia y en cuanto ha aparecido una propuesta como la de la feria el público se ha volcado. Iserte destaca, como tercer factor, la intensa promoción que se ha hecho del evento.

Aunque, como era de esperar, los momentos de mayor afluencia de visitantes han coincidido con las franjas horarias de la comida y la cena, la dinámica ha sido prácticamente constante. «Ratos en los que haya habido poca gente han sido muy esporádicos, seguramente sólo el sábado y el domingo entre las 4 y las 5 de la tarde. Todo lo demás ha sido un lleno constante», explican.

Segunda edición, en enero

La organización ya ha decidido que repetirá experiencia, y que no va a esperar un año para ello:«Repetiremos en enero. La intención es albergar dos o tres eventos de este tipo al año. No será exactamente igual, porque las food trucks rotarán y el mercado complementario cambiará, adaptándonos un poco a cada época del año. Pero, más allá de alguna pequeña variación, lo que es el concepto de food trucks se mantendrá», anuncia Iserte.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También