Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

30 motivos para salir a la calle el 1 de mayo

Los contratos temporales, la precariedad en aumento, los abusos de las empresas y las protestas de empleados del Sant Joan o de BIC Graphic, entre las razones para manifestarse hoy

Raúl Cosano

Whatsapp
Una manifestación reciente del 1 de mayo en Tarragona, que hoy saldrá a la calle de nuevo.  Foto: Lluís Milian

Una manifestación reciente del 1 de mayo en Tarragona, que hoy saldrá a la calle de nuevo. Foto: Lluís Milian

A pesar de la recuperación del empleo y de las cifras macroeconómicas, la clase trabajadora vuelve a estar convocada hoy, 1 de mayo, para reivindicar sus derechos dentro de una larga lista de motivos para salir a la calle.

1. Derogar las reformas laborales de PSOE y PP porque, según argumentan los sindicatos, se han demostrado injustas con el conjunto de los trabajadores e incapaces de crear ocupación estable y de calidad.

2. Combatir la precariedad, que se ha vuelto estructural en el mercado de trabajo. Se necesita un plan de choque para reactivar el empleo estable y de calidad en el sector público y privado.

3. Los abusos laborales han proliferado, como el reverso oscuro de la recuperación de las cifras del paro. Hay empresas que contratan directamente en negro o jornadas laborales de 15 horas diarias a cinco euros la hora.

4. Atender a aquellos colectivos más vulnerables. Los jóvenes, las mujeres y las personas de más de 55 años que han perdido su empleo están entre los grupos más desfavorecidos.

5. Erradicar el nuevo perfil surgido: trabajador y pobre. Las condiciones de empleo han hecho aflorar un nuevo tipo de rol desconocido hace unos años, el de aquel ciudadano sumido en la pobreza pese a tener un trabajo. Tener un empleo no es sinónimo de un mínimo de garantías.

6. La temporalidad marca la generación de empleo. En la provincia uno de cada tres contratos firmados dura un mes o menos. El balance aumenta hasta casi la mitad (un 47%) si se consideran aquellos empleos que no pasaron de los tres meses, según los datos del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE).

7. La lucha por la igualdad entre géneros sigue siendo imprescindible. La crisis ha ensanchado la brecha salarial entre hombres y mujeres.

8. El modelo 20-40-60 se ha convertido en habitual en ámbitos como el turismo y la hostelería, claves en la economía de Tarragona. Consiste en contratar a al trabajador sólo por 20 horas, pagarle 40 –la diferencia en negro– y acabar haciendo el empleado un total de 60 a la semana, sin que se le remuneren esas 20 restantes.

9. Devolver en ‘B’ parte del sueldo. La empresa abona una cantidad por encima del Salario Mínimo Interprofesional, ubicado en 707,6 euros, para no tener problemas, pero luego reclama al trabajador cada mes la devolución de parte de lo que ha cobrado.

10. Encadenar contrato tras contrato. Es otra de las perversiones: se sustituyen contratos indefinidos por pequeñas contrataciones de días o incluso horas. En Tarragona se han llegado a ver hasta 30 anexos a un contrato de una temporada de verano.

11. Batallar contra la siniestralidad laboral. Las comarcas tarraconenses sufrieron 8.875 accidentes laborales en 2016. Los sindicatos alertan de que la actual precariedad conduce a mayores niveles de siniestralidad.

12. Ocultación de accidentes para que no se registren como laborales. Es otra de las prácticas comunes de algunas empresas.

13. La explotación laboral 2.0 implica un nuevo escenario en el que el profesional está conectado al trabajo prácticamente las 24 horas. Mails fuera de horario, WhatsApp del jefe en días libres y otros mensajes interrumpen el descanso. Según algunos sectores es preciso una regulación, incluso a nivel legislativo.

14. Los falsos autónomos siguen siendo una figura habitual en las empresas. Se dan casos en que las compañías tratan al autónomo como si fuera un empleado más en plantilla.

15. Recuperar la inversión en universidad y en ciencia, para que haya mejores condiciones de trabajo en aquellos ámbitos de la universidad –y de toda la educación en general– vinculados a la investigación.

16. La defensa del trabajo en la empresa BIC Graphic. Es quizás el ERE de mayor actualidad en la provincia. La empresa quiere despedir 168 empleados, un tercio de la plantilla. Los trabajadores, que reclaman negociación y diálogo, han convocado cuatro jornadas de huelga.

17. El ERE en Abelan Catalana dejará en la calle a sus 131 trabajadores de Alcover. La papelera, en concurso de acreedores, ultima un ERE de liquidación.

18. Los despidos previstos en Codorniu podrían afectar a empleados en la Conca de Barberà. Codorniu pretende despedir, en total, a 100 de los 900 trabajadores de los que dispone.

19. Los riesgos laborales en la empresa Applus+Idiada, en Santa Oliva (Baix Penedès), han hecho que los sindicatos denuncien un repunte de la siniestralidad en algunas pruebas de vehículos.

20. El conflicto entre estibadores y Gobierno, que amenazó con paralizar los puertos de toda España si se aprobaba un decreto de liberalización del sector, ha pasado a un segundo plano, pero las reivindicaciones continúan en un gremio de especial importancia en Tarragona.

21. La fuga de talento continúa en algunos sectores. Uno de ellos es la sanidad. Las condiciones precarias hacen que muchos estudiantes recién graduados en la URV se marchen a Inglaterra, Francia o Alemania para emprender trayectoria profesional. Las enfermeras son un ejemplo.

22. La plantilla del Hospital Sant Joan de Reus lleva tiempo protestando contra la amenaza de recortes en sus condiciones laborales.

23. Las protestas de los subcontratados en las centrales de Ascó y Vandellòs han recordado y denunciado la precarización de estos puestos de trabajo.

24. Reivindicar la negociación colectiva como principal herramienta de cohesión social.

25. Recuperar el empleo en los servicios públicos devastado por los recortes en los años de la crisis. Se reclama poder cubrir las plazas que habían quedado vacantes por bajas o jubilaciones.

26. Exigir una oferta pública de ocupación. Administraciones como la Generalitat o el Gobierno pondrán en marcha convocatorias masivas de plazas.

27. Condiciones deficientes en el Parc de Bombers de Tarragona. Es una muestra más de la precariedad en la función pública. Inspecció de Treball investiga graves deficiencias en el parque de bomberos: torre inservible, fogones que pierden gas y puertas que no funcionan.

28. Exceso de interinaje en ámbitos públicos como la sanidad. El sector sanitario pide estructurar la plantilla con medidas como hacer interinos a aquellos trabajadores sustitutos que no dejan de concatenar contratos.

29. Una educación pública, universal y de calidad. Es otro de los caballos de batalla históricos del 1 de mayo. La reivindicación está más vigente que nunca tras años de inversión recortada.

30. Contra la ley mordaza. Los sindicatos piden la derogación de la llamada ley mordaza porque consideran que atenta contra libertados tales como la de expresión, información o manifestación. 

Temas

  • TARRAGONA

Lea También