Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

30.000 personas en la Radical Market en la TAP de Tarragona

El recinto ha acogido por tercer año la fería de descuentos. Se podía encontrar ropa, zapatos, comida, complementos...
 

Diari de Tarragona

Whatsapp
Unos jóvenes miran zapatillas deportivas de primeras marcas.  FOTO: fabián  acidres

Unos jóvenes miran zapatillas deportivas de primeras marcas. FOTO: fabián acidres

La Tarraco Arena Plaça se ha convertido durante tres días en un mercado de primeras marcas. Ropa de primeras marcas, complementos, joyas, quesos, zapatos... 

El recinto acogía el Radical Market, un evento que se celebra cada dos años y este año en Tarragona era la tercera edición. Según los organizadores en los tres días han pasado por la TAP unas 30.000 personas, una cifra superior a otros años. Un centenar de expositores participaron en el Radical Market. 

La responsable y directora del evento, Teresa Castroviejo, recalcó que «intentamos que el comercio local participe, aún así muchos expositores eran de otros sitios de Catalunya o de España», y añadió que «los otros años no había productos de hogar y este año han funcionado bien». Los visitantes miraban, y compraban los productos rebajados. De hecho este es uno de los retos del Radical Market. Silvia y Jordi, dos vecinos de Reus paseaban por la TAP y explicaron que «conocimos el evento por las redes sociales y hemos comprado algunas cosas».

Ana y Laia estaban contentas al salir de la TAP. «Nos hemos comprado unas Converse muy bien de precio», decían. De hecho había hasta un 80% de descuento en muchos productos. También había comida: quesos, jamones, dulces de Portugal...

«Mucha ropa es de otros años pero está muy bien de precio», detallaba otro visitante. Radical Market tenia una zona de ocio infantil con servicio de guardería gratuito. En este área, niños y niñas disfrutaban de juegos, talleres de pintura, globoflexia, pintacaras, y también participaron en el taller de abalorios y manualidades con artículos reciclados y se llevaron un recuerdo a casa.

«No habíamos venido nunca, y está muy bien. Además podemos comer», decían otros visitantes y añadían que «hay productos también para los niños y una zona infantil, y esto se agradece».

«Los pasillos son estrechos y a veces no podíamos circular bien», comentaba Lara, una vecina de Tarragona. La entrada era de dos euros. Abrió el viernes por la tarde y se cerró ayer a las diez de la noche.

«Estamos contentos de la respuesta por parte del público. Aquí han podido encontrar primeras marcas como Levis, Adidas, New Balance muy bien de precio», destacaba Teresa Castroviejo, la directora y responsable del evento.

Uno de los retos de futuro de la organización es repetir el evento que se celebra cada dos años en Tarragona. «El comercio local participa y queremos fomentar este aspecto además de los descuentos», concluye la responsable.

Temas

Comentarios