Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

32 municipios de la provincia ya tienen alcalde

ERC y Junts copan las listas que se presentan en solitario y que no tienen rival. Abundan en pueblos de la Conca de Barberà o del Alt Camp y en las Terres de l’Ebre

Raúl Cosano

Whatsapp
Imagen de un voto para estas elecciones municipales. FOTO: Pere Ferré

Imagen de un voto para estas elecciones municipales. FOTO: Pere Ferré

32 municipios tarraconenses ya saben quién será el alcalde sin necesidad de recuento. Un ejemplo es el de Lluís Maria Castellví, de L’Argentera (Baix Camp), que lidera la única lista en el municipio, la de Junts per L’Argentera, por lo que el actual alcalde repetirá y se encaminará hacia un nuevo mandato municipal: «Llevo 32 años de alcalde, desde 1987. Esta es la última vez que me presento. Son muchos años ya dedicados a los demás, a la vida pública». 

El PSOE ganaría las europeas y Puigdemont obtendría un escaño

El PSOE ganaría las elecciones europeas, con un 30,3 por ciento de los votos, más de diez puntos por encima del PP, que mejoraría algo sus resultados con respecto a los comicios generales del pasado 28 de abril, según una encuesta para ABC elaborada por GAD3 durante los pasados 22, 23 y 24 de mayo.

Los rivales de otras convocatorias no se han puesto de acuerdo esta vez, por lo que este histórico de la política local volverá a disponer de la vara de alcalde: «Creo que cuando llevas 36 años y la gente te apoya, algo habrás hecho bien. En los pueblos pequeños tienes poca infraestructura, tienes que cubrir muchas cosas. A los concejales que entran nuevos les digo que una de las cosas más satisfactorias es servir a tu pueblo», afirma Castellví, uno de los ediles más longevos de Tarragona. 

«Será la última vez que me presento. Llevo 32 años de alcalde, dedicados a los demás»
Lluís Maria Castellví (L'Argentera)

Lluís Maria, químico de formación que se ha dedicado a la ganadería y a la agricultura –también conduce el taxi del pueblo–, hace balance mientras piensa en una retirada ya planificada después de la legislatura: «No ha sido fácil, porque históricamente este pueblo no es precisamente de derechas, sino más bien republicano, pero hemos ido saliendo en todas las elecciones. Estoy contento». 

El directo del 26M

Sigue todo lo que sucede en esta jornada electoral aquí, al minuto

Virgili manda en Salomó

En Salomó (Tarragonès) Antoni Virgili, bajo la marca de Junts, volverá a comandar el ayuntamiento: «Sólo se presenta una lista, pero intentamos reunir diversos tipo de generaciones y sensibilidades, para que sea representativa al máximo posible».

Virgili, de 62 años, lleva de alcalde desde 2006 y afronta ahora su último mandato, sin rivales en las urnas: «Otras veces se han presentado otros partidos pero esta vez no. Estaré cuatro años y luego ya lo dejaré». En las elecciones del 26 de mayo concurrirán 646 candidaturas a los 184 municipios de la provincia. Es un dato ligeramente inferior al del envite electoral de hace cuatro años, cuando entraron en liza 655 propuestas.

«Sólo se presenta mi lista pero intentamos reunir a diversas generaciones y sensibilidades»
Antoni Virgili (Salomó)

En algunos municipios la competencia no existirá y ya se sabe, al menos, el partido que gobernará. En otros casos, cuando el pueblo tiene menos de 250 habitantes, la Ley Orgánica del Régimen Electoral General hace que el electorado pueda votar directamente a los candidatos y no al partido, por lo que el alcalde no necesariamente debería ser el cabeza de lista.

Es lo que sucede, por ejemplo, en Conesa (Conca de Barberà) o Caseres (Terra Alta). Rosa Maria Berenguer comanda la lista de los independientes por Conesa mientras que Manel Palau, actual alcalde, está al frente de la lista ebrense de Tots Som Caseres. 

Un total de 646 candidaturas concurren a las elecciones locales a los 184 municipios de la provincia 

La Conca de Barberà, en tanto que comarca con pueblos más pequeños, se lleva la palma. En nueve localidades se ha presentado una lista. Marc Roca reeditará su alcaldía de la mano de ERC en Rocafort de Queralt y gobernará cuatro años más, después de acceder al cargo en 2015. En Vallfogona de Riucorb solo se presenta la propuesta de Independents per Vallfogona-Junts per Catalunya, encabezada por Francesc Campà, que aspira a su primera alcaldía. El alcalde y una concejal actuales le acompañan en la lista de tres. 

Territorio independentista

En Blancafort, el republicano Enric París, hasta ahora teniente de alcalde, será el máximo cargo municipal a partir de este domingo. Jaume Bergadà, también con ERC, se estrenará también en el cargo en Solivella, otro pequeño núcleo de la Conca de Barberà. 

También en esa comarca, Josep Rodríguez afrontará su segundo mandato al frente de Pira. Encabeza la solitaria e independiente lista a las elecciones. En Vilaverd, Antoni Anglès se perpetuará como alcalde, donde lleva ocho años. 

En el 82% de los municipios de la provincia ERC logró la victoria en las pasadas generales 

Además de alguna formación independiente, dos partidos copan las principales listas que acuden a las urnas sin competencia. Una de ellas es ERC, que intentará aprovechar el auge de las generales –venció en el 82% de los municipios de la provincia– para hacerse con el mayor número de alcaldías. La otra es la marca Junts, ese paraguas del PDeCAT que es heredero de la antigua CiU, hegemónica durante muchos años en el interior. Sin embargo, en Vilanova de Prades hay una excepción: la única lista presentada es del PSC. Artur Miró, alcalde desde 2011, cogerá de nuevo la batuta del consistorio y prolongará ese dominio socialista. 

En el Alt Camp, siete pueblos ya conocen a su alcalde y celebrarán unos comicios con escasa emoción. Josep Ruiz, alcalde de Montferri desde 2011, es el cabeza de la lista que va en solitario; en Alió, Francesc Jofré iniciará su cuarta legislatura mientras que Josep Sans también revalida su cargo comandando los designios de Figuerola del Camp. 

La Masó, Nulles, La Riba o Vila-rodona son otras de las poblaciones donde no hay competencia. Las otras poblaciones están diseminadas. En el Baix Camp, además de L’Argentera, está Vilaplana, donde Josep Bigorra va a tomar el relevo de su padre, Tomàs Bigorra. Cuatro localidades del Priorat están esa misma situación: son Bellmunt, Capçanes, Pradell de la Teixeta y Marçà. En las Terres de l’Ebre ocho municipios no sabrán nada de pactos ni de complicadas negociaciones para configurar un gobierno, porque el resultado está claro en Caseres, La Torre de l’Espanyol, Cabacés, Benissanet, Ginestar, Vinebre, Alfara de Carles, Xerta y La Pobla de Massaluca. 

En ocasiones, la falta de contrincantes se debe a que, en pueblos pequeños, es muy difícil tanto hallar relevo a los que quieren dejar el cargo como, directamente, encontrar candidatos para engrosar una lista municipal. 

Temas

Comentarios

Lea También