Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

35 años de lucha por las personas

Desde su fundación en 1980, Amnistía Internacional Tarragona ha llevado a cabo diferentes campañas, tanto internacionales como nacionales, defendiendo los derechos humanos.
Whatsapp
Amnistía Internacional Tarragona participa en la campaña \'Open to Syria\'. Foto: Cedida

Amnistía Internacional Tarragona participa en la campaña \'Open to Syria\'. Foto: Cedida

Todo empezó hace 35 años, cuando un grupo de tarraconenses quiso dar apoyo al trabajo de Amnistía Internacional. Se reunieron el 2 de febrero de 1980, tres años después de que este movimiento global ganara el premio Nobel de la Paz.

Por aquel entonces, Tarragona tenía aproximadamente cuarenta socios, algunos de los cuales formaron el Grupo Español 15, la primera denominación de Amnistía Internacional en Tarragona.

Es en abril y mayo de 1980 cuando inician su primer proyecto, dando apoyo a un preso de conciencia de Corea del Sur e inaugurando la exposición itinerante Catalunya pels Drets Humans en Tarragona, Reus y Tortosa. La primera conferencia de carácter internacional vino de la mano de Fernando Valero, activista de AI, que habló, en junio de 1981, de la situación de los derechos humanos en El Salvador.

Desde Tarragona, varias campañas por los derechos humanos se han emprendido en estos 35 años de vida, entre las cuales destacan Una postal, una vida (1994)y Por un milenio lleno de vida (2000).

Asimismo, se ha podido escuchar un testimonio directo de Guantánamo de la mano de Ruhal Ahmed, el cual contó su experiencia en una de las cárceles más crueles del mundo.

Tarragona ha sido la sede de la XXX Asamblea General Federal de la Sección española de Amnistía Internacional, que acogió a más de 200 delegados de toda España. La asamblea marcó las diferentes líneas de acción contra la ejecución de menores, el recorte de las libertades, el comercio de armas y la violencia de género. El coordinador de AI Tarragona, Marco Flores Sánchez, afirma que «fue un gran acontecimiento para la ciudad».

A propuesta de esta organización, el Ajuntament de Tarragona dio apoyo en 2012 a una moción a favor de un nuevo Tratado Internacional del Comercio de Armas. Un año después, fue aprobado en las Naciones Unidas, prohibiéndose, de esta manera, a los Estados comercializar armas convencionales con otros países para cometer genocidio, crímenes de lesa humanidad o crímenes de guerra.

Actualmente, AI sigue luchando para acabar con la tortura y la pena de muerte y defiende el derecho a decidir de las mujeres, el derecho al trabajo y a la diversidad sexual, entre otros.

Así, varias campañas siguen en pie en Tarragona: El meu cos, els meus drets (2014), que defiende reconocer los derechos sexuales y reproductivos como derechos humanos universales; y Open to Syria, una campaña internacional que tiene como objetivo que países desarrollados acepten a refugiados sirios.

Para este año, las principales actividades en Tarragona son la organización de la XXI Asamblea General de Amnistía Internacional Catalunya, que tiene lugar hoy sábado a las 10h, y el I Concurso de Cortometrajes sobre derechos humanos, que se celebrará el 10 de diciembre.

Hoy en día, Amnistía Internacional cuenta con casi 900 socios en la provincia de Tarragona y su sede se encuentra en el Hotel d’Entitats. El coordinador de AI Tarragona destaca el papel de Josep Maria Francisco, el único socio que ha estado desde la primera reunión, de febrero de 1980 hasta la actualidad. «Tiene el mismo entusiasmo que hace 35 años», afirma Flores Sánchez, y sigue luchando con gran pasión «para hacer que todas las actividades de AI sean un éxito».

La participación de los tarraconenses, afirma el coordinador de Amnistía Internacional, sigue siendo bastante baja. «Son grupos reducidos, de unas 30 ó 50 personas»; sin embargo, la incidencia sigue siendo la misma que antes de la crisis económica. La solidaridad se mantiene en estos tiempos, «hay preocupación e impotencia por parte de la ciudadanía, quiere saber cómo se puede ayudar».

Desde su fundación en 1980, por AI Tarragona «ha pasado muchísima gente», que se ha comprometido en la lucha llevada a cabo por Amnistía y ha aportado su grano de arena en las diferentes actividades organizadas.

Aministía Internacional Tarragona está «abierta a todo aquel que quiera defender los derechos humanos y proteger a todas las personas de alrededor del mundo». En su página web se puede encontrar toda la información para formar parte de este movimiento global.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También