Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Tarragona

400 niños se unen en la Platja Llarga para erradicar el plástico del mar

Para concienciar e incentivar a no generar residuos en las playas de la Costa Daurada

Ian Cabús

Whatsapp
Los niños con sus medallas por haber participado en la iniciativa. Foto: Alba Mariné

Los niños con sus medallas por haber participado en la iniciativa. Foto: Alba Mariné

Un intento de movilizar la ciudadanía y las instituciones para actuar frente a un problema cada vez más serio reunió ayer en la Platja Llarga de Tarragona a 400 niños, que celebraron la 28ª edición del Día de concienciación y sensibilización de las playas del Mediterráneo.

Para ello se centraron en la lucha contra los plásticos, que se ha convertido en un tema de interés en los últimos tiempos. Esto se debe a datos tan escalofriantes como que cada segundo se tiran al mar lo equivalente a 20 toneladas de residuos y, si no se hace nada para frenarlo, en el año 2050 habrá más cantidad de plásticos que de peces. Y eso es solo el principio.

Es por ello que los organizadores diseñaron este acto para concienciar a los pequeños voluntarios, niños de entre 6 y 14 años, que estuvieron acompañados por unos 100 monitores. En esta edición se ha dado un paso más allá haciendo este acto en toda la Costa Daurada, por lo que estuvieron presentes representantes de los ayuntamientos de Tarragona, Salou, Altafulla, Torredembarra y El Vendrell, acompañados de los concejales de C’s y PSC de Tarragona, así como de representantes del Port de Tarragona para, en palabras de los organizadores, integrar a todas las administraciones concienciando y sensibilizando a los niños como encargados de transformar la sociedad del futuro.

Fue una celebración abierta a la población, permitiendo a muchas familias acercarse a participar en los actos que se realizaban.

La jornada estaba compuesta por actos de difusión y sensibilización a los asistentes, recogida de basura y un taller de educación ambiental donde se pintó un mural reivindicativo de grandes dimensiones como llamamiento a reducir los plásticos. No faltó una función ya habitual en las últimas ediciones, como es la actuación de las sirenas y de los tritones en el fondo del mar para llevar un mensaje, dentro de una botella de vidrio, para proteger el mar y su biodiversidad. 

En la iniciativa participaron distintos sindicatos, diferentes comités de empresas, los casales gestionados por la Fundació Pere Tarrés, los campus deportivos del Racing de Bonavista, el Tarragona Handbol Club, el ADT y también el Club de Vela Platja, Europe Direct Tarragona, Sirenas Mediterranian Academy, y también Griñó, Cator y Sirusa, así como la Fundació Mare Terra.

El acto concluyó a las 13:00 horas, con la entrega de medallas a los pequeños participantes, cuya actitud supone un rayo de esperanza para el futuro.

Azul parece, agua no es
Los organizadores del acto consideran que las instituciones deberían implicarse de forma seria en intentar solucionar este problema, incluyendo una partida exclusiva en los presupuestos para combatirlo de manera activa y hacer campañas de concienciación e incentivación a la ciudadanía.

El mensaje crítico de la fundación hace patente el descontento que hay con las administraciones, al considerar que se han relajado en esta materia, y piden mayor cantidad de papeleras, más campañas de concienciación en colegios, dando más panfletos, regalando ceniceros... Y, además, advierten de que la transformación de los residuos en otros de menor tamaño no significa que sean menos contaminantes, sino, más bien, todo lo contrario. 

Temas

Comentarios

Lea También