Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

46 empresas de Tarragona utilizan productos químicos peligrosos

Tarragona es la cuarta provincia española en fábricas con riesgo de accidente químico grave. 29 de ellas tienen materiales tóxicos y 34 inflamables. La mayoría se ubican en los polígonos norte y sur

Raúl Cosano

Whatsapp
El poligono químico sur es la zona que alberga más industrias con material de riesgo.  Foto: Archivo DT/AEQT

El poligono químico sur es la zona que alberga más industrias con material de riesgo. Foto: Archivo DT/AEQT

Un total de 46 empresas de la provincia trabajan con productos químicos peligrosos y sufren riesgo de accidente grave. De ellas, 34 están ubicadas en el nivel de riesgo alto de la normativa Seveso, una directiva europea que regula la cuestión y que debe su nombre al accidente más grave sucedido en Europa hasta la fecha, en 1976, al norte de Italia, cerca de Milán. Otras 12 compañías tarraconenses están clasificadas en el nivel bajo. 

El Camp de Tarragona aglutina el 91% de estas instalaciones, ya que en las Terres de l’Ebre únicamente hay cuatro, todas ellas de nivel de riesgo alto. Se emplazan en poblaciones como Flix o Masdenverge. Y, dentro del Camp, la mayoría se reparten entre los polígonos químicos del sur (en municipios como Tarragona, Vila-seca y La Canonja) y del norte (El Morell, La Pobla de Mafumet).

Listado de las empresas que trabajan con productos químicos peligrosos en Tarragona

Productos: Cloruro de vinilo, óxido de propileno. Derivados del petróleo (gasolina, nafta, queroseno y gasoil) Tipologías del riesgo: 1, 6, 7b, 8 2.- BASF Española (Centre Integrat Producció (CIP). La Canonja Productos: Gases licuados extremadamente inflamables y gas natural metanol Tipologías del riesgo: 1, 2, 3, 4, 6, 7b, 8, 9i, 9ii, 10i 3.- BASF Española (Parc Exterior Tancs).

Fuera de allí (en un triángulo que también alcanza al Port de Tarragona), también Alcover o Constantí acogen este tipo de industrias catalogadas de riesgo y que figuran en el Plaseqcat. Este plan detalla los productos que se utilizan y que están definidos también según una escala de características en función de si son tóxicos, comburentes –que provocan combustión al interactuar con otros materiales–, explosivos, inflamables, comportan peligro en contacto con el agua o constituyen una amenaza para el medio ambiente. 

Una comparativa muestra la magnitud y relevancia del sector en Tarragona y su alta concentración. Es la cuarta provincia de España con más establecimientos peligrosos, por detrás de Barcelona (107), Madrid (52) y Valencia (52), según el balance de Protección Civil, actualizado en 2017. Todas las fábricas con riesgo químico instaladas en la provincia superan al cómputo global de comunidades autónomas enteras como Aragón (43), Castilla y León (37), Asturias (26), Canarias (42) o País Vasco (42). 

De ese listado de 46 compañías en la provincia, la mayor parte, 34, emplean materiales inflamables, una etiqueta genérica que incluye catalogaciones más en detalle y concretas como ‘muy inflamables’, ‘extremadamente inflamables’ y ‘líquidos muy inflamables’. Hasta 29 de estas firmas manejan materiales ‘tóxicos’ o ‘muy tóxicos’, según las clasificaciones del Plaseqcat, que ofrece información sobre las llamadas instalaciones Seveso. 

La provincia supera en químicas de riesgo a comunidades enteras como Aragón, Canarias o País Vasco

La diferenciación entre el nivel alto y el bajo viene determinada por las cantidades de las sustancias, según los baremos establecidos por el Real Decreto 840/2015, de 21 de septiembre, en el que se aprobaron medidas de control de los riesgos por accidentes graves en los que intervengan sustancias peligrosas. Esa norma estatal regula el control de los riesgos en la industria química española y transpone la directiva comunitaria Seveso III. La legislación también desglosa la categorización de sustancias en 13 tipos: desde ‘muy tóxicos’ a ‘peligro en contacto en el agua’, pasando por ‘explosivos’, características, todas ellas, presentes en Tarragona. 

Según la documentación del Plaseqcat, Iqoxe, la empresa de La Canonja siniestrada la semana pasada, tenía óxido de etileno, óxido de propileno y nafta. La fábrica está categorizada en el nivel 9i)R50, que identifica las sustancias peligrosas para el medio ambiente y, en específico, ‘muy tóxico para los organismos acuáticos’.

Estas instalaciones, por tanto, deben tener planes específicos dado el riesgo químico, si bien el Plaseqcat «se puede activar en cualquier establecimiento industrial». La lista de productos de riesgo es larga, y va de gases licuados extremadamente inflamables a gasolina, pasando por óxidos de diferente tipo, ácidos o diferentes derivados del petróleo, así como metano, nitrato de amonio o querosenos. 

Iqoxe está catalogada entre las empresas con ‘nivel alto’ de riesgo. En esa división se emplazan también las diferentes plantas e instalaciones de Dow, Repsol, ASESA, BASF, además de firmas como Covestro, Ercros, Nitricomax, Clariant o Terquimsa, en el muelle, ya que el Port de Tarragona y sus terminales son otros emplazamientos que cobijan equipamientos con riesgos en sus procesos industriales. En el nivel bajo de riesgo figuran, por ejemplo, Alcover Química, Bic Iberia, Messer, Valls Química, Química del Francolí, así como Revlon, ubicada en el Pla de Santa Maria. 

Temas

Comentarios

Lea También