Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

490 perros potencialmente peligrosos en Tarragona

Reus dobla a la capital del Tarragonès en número total de canes censados. En 2017, las dos ciudades reformaron las respectivas ordenanzas municipales sobre animales de compañía

Agnès Llorens

Whatsapp
Tarragona cuenta con 140 perros registrados menos que Reus, según los datos facilitados por los dos consistorios municipales.   FOTO: PERE FERRÉ

Tarragona cuenta con 140 perros registrados menos que Reus, según los datos facilitados por los dos consistorios municipales. FOTO: PERE FERRÉ

Tarragona registra un total de 490 perros considerados como peligrosos, una cifra que atañe a aquellos canes que cuentan con características físicas y de comportamiento que inducen a considerarlos como una amenaza y que deben ser registrados como tales, ya que exigen medidas de seguridad excepcionales para su registro y paseo en zonas públicas. En este sentido, el Ayuntamiento de Tarragona certifica, actualmente,  la ciudad cuenta con 450 canes considerados como peligrosos, que cuentan con la licencia adecuada, mientras que, en Reus, los animales que se ubican en esta categoría son un total de 590.

Las regulaciones de los dos ayuntamientos se adhieren a las directrices del Departament de Territori i Sostenibilitat de la Generalitat de Catalunya, que lista las susceptibles de ser considerados como Perros Potencialmente Peligrosos (PPP) y delimita algunas consideraciones generales de los canes que pueden contribuir a engrosar la lista, como son la musculatura fuerte, pelo corto, cabeza voluminosa, cuello ancho y musculoso, pecho macizo, las extremidades anteriores paralelas y rectas y las posteriores muy voluminosas.

Con bozal y cadena corta 
La normativa determina que los perros peligrosos deben pasearse por la calle atados y con una protección específica. 

Además, la normativa emitida por la Generalitat determina que los propietarios de los perros deben emitir una licencia extraordinaria que regula el cuidado de estos animales, un permiso que debe renovarse cada cinco años y que, en caso de cambio de residencia de los propietarios, debe comunicarse el alta del perro en el nuevo municipio. 

Carnet de paseador de perros 
¿Pueden pasearse perros peligrosos en Tarragona si no se es el propietario? Tanto el Departament de Territori como el Ayuntamiento de Tarragona consideran la figura del paseador de perros que quiera ofrecer sus servicios a propietarios de un can considerado como PPP, caso en el cual se debe solicitar el permiso correspondiente. En este caso, el consistorio tarraconense confirma que, durante el pasado año 2018, tan sólo se ha emitido un permiso de paseador de perros peligrosos.

400 € es el importe máximo de una sanción leve, según la ordenanza de tenencia animal de Tarragona, que se puede aplicar a animales de compañía no registrados     

Reus dobla los perros censados
La ciudad de Tarragona cuenta con un poco más de la mitad de perros registrados que Reus. Así se desprende de los datos facilitados por los dos ayuntamientos, que evidencian que mientras que la capital del Baix Camp cuenta con cerca de 11.500 canes debidamente registrados, la cifra se acorta hasta 5.756 en su homóloga en el Tarragonès y capital de provincia. 

En 2017, las dos ciudades impulsaron legislaciones para controlar sanitariamente a los canes de compañía y garantizar la correcta convivencia, además de un paquete de medidas sancionadoras para penar a los propietarios que incumplan estas medidas. Las campañas que impulsan los dos consistorios tienen el objetivo de promocionar la inscripción legal de los animales y que estén debidamente identificados, además de que cuenten con el correspondiente ‘chip’ activado. 

En este sentido, Reus aumentó considerablemente el número de canes censados a partir de 2017, cuando se inició la campaña ‘No et perdis’ una actuación que se puso en marcha en marzo de 2017 y que sigue activa, con el objetivo de regular el control y venta de animales y que, desde su puesta en marcha ha registrado 4.400 perros. Por otra parte, la Guardia Urbana del municipio ha levantado en los últimos dos años hasta 2.500 actas a propietarios de perros que no estaban debidamente registrados. 

Sanciones leves y graves
Según la ordenanza de Tarragona, contar con un animal de compañía sin la debida identificación se considera una falta leve y puede ser sancionado con entre 100 y 400 euros. Otras multas de importe similar se refieren a acciones como no comunicar el deceso del animal, no colocar una placa identificativa que permita contactar con sus dueños y no proporcionarle la atención veterinaria necesaria en caso de daños leves.

Se consideran como faltas graves —con cuantías de hasta 1.500 euros— permitir que los perros se encuentren en espacios públicos sin atar (excepto en horarios permitidos), no recoger las deposiciones y micciones debidamente o mantener a los animales de compañía en situaciones con riesgo para la salud pública o que comporten molestias a los vecinos, entre otros. 
 

Temas

Comentarios