500 plantas de marihuana en un chalet de Boscos

Los Mossos detuvieron a un joven de 29 años, que supuestamente cuidaba de la plantación, durante un operativo antirobos

CARLA POMEROL DALMAU

Whatsapp
El chalet donde se encontró la marihuana está ubicado en la calle Pardal. foto: pere ferré

El chalet donde se encontró la marihuana está ubicado en la calle Pardal. foto: pere ferré

Los Mossos d’Esquadra desmantelaron ayer una plantación de marihuana, ubicada en el interior de un chalet en la urbanización de Boscos de Tarragona. El hallazgo tuvo lugar mientras la policía autonómica y la local llevaban a cabo un dispositivo conjunto para prevenir los robos en el interior de domicilios. Recordemos que el aumento de presencia policial en las urbanizaciones de Llevant es una larga e histórica reivindicación por parte de los vecinos.

Los hechos se centran en la vivienda número 29 de la calle Pardal de Boscos. El pasado miércoles, un vecino de la calle alertaba a la policía de una posible ocupación. Los agentes, que se encontraban cerca del chalet porque estaban ultimando los detalles del operativo antirobos, se desplazaron hasta el lugar, y efectivamente detectaron una ventana rota. Accedieron al inmueble y descubrieron una plantación de marihuana en su interior, lo que se conoce como indoor. Se interceptaron unas 500 plantas, además de otro material que sirve para cultivar y cuidar la plantación, como por ejemplo, fluorescentes y ventiladores, apuntan fuentes oficiales de los Mossos d’Esquadra.

Dentro de la casa también se encontraba un hombre, de 29 años y nacionalidad albanesa que, según las primeras informaciones, sería el encargado de cuidar la plantación. La unidad de investigación de los Mossos d’Esquadra detuvieron al joven, que pasará a disposición judicial a partir de mañana sábado, acusado de un delito contra la salud pública.

Durante todo el día de ayer, los Mossos d’Esquadra custodiaron la marihuana, hasta que el mediodía, cuando el juez autorizó la entrada a la vivienda para desmantelar la plantación. Los vecinos, expectantes con el despliegue policial, se mostraban convencidos de que el chalet de la calle Pardal número 31 no es el único inmueble donde se cultiva marihuana.

Operativo antirobos

La detención del joven de 29 años y el desmantelamiento de la plantación de marihuana han tenido lugar en medio de un dispositivo policial conjunto entre los Mossos d’Esquadra y la Guàrdia Urbana para prevenir los robos en el interior de domicilios. Se trata de un operativo que se lleva a cabo de manera más o menos habitual y que tiene una intención disuasoria. El objetivo es que los ladrones que acceden a estas urbanizaciones de Llevant se den cuenta de la presencia policial.

Pese a este dispositivo especial, fuentes de los Mossos aseguran que no se ha registrado una oleada de robos en domicilios en los últimos meses, la cual cosa contradice la versión o percepción de los vecinos, quienes aseguran que «no hay día que no tengamos un susto». Los ladrones –según explican los vecinos–, actúan durante la tarde, cuando empieza a oscurecer, y van directos a buscar las joyas. «Cuando suena la alarma, ellos ya están fuera. Son rápidos y saben lo que hacen. Se van corriendo por el bosque que nos rodea», explica un vecino, quien asegura que se registran entre 4 y 6 robos al interior de los chalets cada semana, desde antes de las fiestas de Navidad.

En el operativo policial, que se alargó durante todo el día de ayer en a urbanización de Boscos, participaron diferentes unidades de ambos cuerpos, desde efectivos de tráfico, hasta de la unidad de investigación, pasando por agentes de orden público.

Temas

Comentarios

Lea También