Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

500 radicales se enfrentan a Mossos y Policía Nacional

Mossos y Policía Nacional dispersa a un grupo de unas 500 personas que han iniciado la provocación lanzando bengalas y petardos. La batalla se ha trasladado a la Rambla Nova y Lluís Companys y se ha terminado con barricadas de contenedores en llamas

Jordi Cabré-Núria Riu

Whatsapp
500 radicales se enfrentan a Mossos y Policía Nacional

500 radicales se enfrentan a Mossos y Policía Nacional

500 radicales se enfrentan a Mossos y Policía Nacional

500 radicales se enfrentan a Mossos y Policía Nacional

500 radicales se enfrentan a Mossos y Policía Nacional

500 radicales se enfrentan a Mossos y Policía Nacional

500 radicales se enfrentan a Mossos y Policía Nacional

500 radicales se enfrentan a Mossos y Policía Nacional

500 radicales se enfrentan a Mossos y Policía Nacional

500 radicales se enfrentan a Mossos y Policía Nacional

500 radicales se enfrentan a Mossos y Policía Nacional

500 radicales se enfrentan a Mossos y Policía Nacional

500 radicales se enfrentan a Mossos y Policía Nacional

500 radicales se enfrentan a Mossos y Policía Nacional

La multitudinaria concentración independentista de Tarragona ha terminado de la peor manera posible. No ha sido sólo en la capital de la provincia. En Lleida, Barcelona y Girona han terminado de igual forma: provocación, lanzamiento de objetiso y carga policial a diestro y siniestro.

El independentismo late con fuerza en Tarragona, pero lo empañan los exaltados

Miles de personas llenan la rotonda más emblemática de la capital para seguir mostrando su repulsa a la sentencia del Tribunal Supremo. El acto termina con enfrentamiento entre grupos de jóvenes y Policía Nacional. Los primeros tiran petardos y otros objetos a la Policía Autonómica

En Tarragona, el acto había discurrido de forma pacífica y normal hasta que un grupo de exaltados, Mossos ha cuantificado en 500, ha empezado a tirar petardos, bengalas y luego velas (las que se repartían en el acto) hacia los furgones de los Mossos y por extensión a los agentes de la Policía Nacional que custodiaban el edificio de la Subdelegación.

La agresión ha ido en aumento y los petardos cada vez se acercaban más a los agentes. Ello ha motivado que las furgonetas de la Policía Autonómica empezaran a moverse para disuadir a los provocadores. Pero la acción ha tenido una reacción contraria, puesto que los jóvenes se han acercado hasta los mismos parachoques en actitud provocadora.

Ello ha motivado que se activaran los escudos de la Policía Nacional. Los agentes han salido con la porra en alto y el escudo firme para empezar a dispersar a los manifestantes. Los primeros goles de porra se han materializado y la gente se ha dispersado, pacíficos y provocadores hacia las calles añexas: Rambla Nova, Rambla Lluís Companys o Marquès de Montoliu.

Allí la situación ha dado un nuevo paso al frente. Los radicales han cogido los contenedores y los han empujado Rambla Nova abajo hacia la plaza Imperial Tàrraco, donde se ha formado una barricada y se ha prendido fuego. Obstáculos que las furgonetas policiales han ido dispersando.

Durante este enfrentamiento, que se ha ido dispersando desde la Imperial Tarraco hacia otras calles cercanas ha habido como mínimo un herido atendido por el SEM. 

Las trifulcas y la "guerra de guerrillas" ha seguido Rambla Nova. Así, han encendido una hoguera en las mismas escaleras del edificio de Hacienda, dañando considerablemente la puerta del edificio. Bombers han sofocado las llamas.

Temas

Comentarios

Lea También