Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

A la Guàrdia Urbana de Tarragona no le va la sátira del Pajaritu

“Nos han dicho que coches fuera ya, utilizando bastantes malas maneras”, decía el miembro de uno de los grupos. Eran los miembros de Mar de Canyers y (ER) ecto, de Riudecanyes y Reus, respectivamente

N.R.

Whatsapp
La Guàrdia Urbana de Tarragona amonesta a participantes de la Baixada del Pajaritu

La Guàrdia Urbana de Tarragona amonesta a participantes de la Baixada del Pajaritu

El jurado aún estaba deliberando el reparto de premios, cuando en la Plaça del Rei se ha registrado la nota amarga de la Baixada del Pajaritu. Dos agentes de la Guàrdia Urbana han amonestado a algunas de las comparsas participantes y les han exigido que sacaran los coches que tenían allí aparcados. En concreto, eran dos vehículos con remolque en la que los grupos participantes estaban cargando sus andróminas.

“Nos han dicho que coches fuera ya, utilizando bastantes malas maneras”, decía el miembro de uno de los grupos. Eran los miembros de Mar de Canyers y (ER) ecto, de Riudecanyes y Reus, respectivamente. “Los otros coches los tenemos en el párking, solamente era éste que no podemos entrarlo porque lleva el remolque”, decía una de las chicas de Reus. Ambas comparsas han participado en reiteradas ocasiones en la tradicional Baixada del Pajaritu. “Siempre lo habíamos hecho así y no había surgido ningún problema, pero hoy nos han dicho que alguien se habría quejado y que la organización debería haber solicitado autorización para poder dejar el coche”, decía esta chica de Reus.

Ha sido una mala mañana para los reusenses. Han sido los segundos en bajar y su andrómina de cazafantasmas se ha estrellado contra la barra del bar de la Colla Jove llevándose por delante todo lo que se han encontrado

Los agentes han sacado fotografías de las matrículas de los vehículos y les han acompañado hasta la salida de la Plaça del Rei, para asegurarse de que se iban. Los participantes no saben si les habrán multado.

Ha sido una mala mañana para los reusenses. Han sido los segundos en bajar y su andrómina de cazafantasmas se ha estrellado contra la barra del bar de la Colla Jove llevándose por delante todo lo que se han encontrado. Al menos esperaban poder llevarse el premio a la mejor caída.

Por su parte, los de Riudecanyes era la cuarta edición en la que participaban. El año pasado se llevaron el primer premio. “Siempre hay muy buen rollo y nos lo pasamos muy bien. Después de esto no sé si vamos a volver”, reconocía Paco Burgos.

Temas

Comentarios