Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

A prisión el acusado de apuñalar a un amigo en Boscos de Tarragona

El lituano, de 19 años y vecino de Cambrils, se negó a responder ante el juez a las preguntas del fiscal y sólo lo hizo a las de su abogada

Àngel Juanpere

Whatsapp
Los hechos ocurrieron en este domicilio de la urbanización Boscos de Tarragona. Foto: pere ferré

Los hechos ocurrieron en este domicilio de la urbanización Boscos de Tarragona. Foto: pere ferré

El joven lituano de 19 años detenido el pasado miércoles acusados de haber apuñalado dos veces a su amigo en una casa de Boscos de Tarragona ingresó a primeras horas de la tarde de ayer en el Centre Penitenciari de Mas d’Enric, en El Catllar. Así lo decidió el titular del Juzgado de Instrucción número 6 de Tarragona después de que el sospechoso pasara ayer por la mañana por el Juzgado de Guardia.

El investigado, vecino de Cambrils, se acogió a su derecho a no declarar y sólo respondió a las preguntas que le formuló su abogada. Poco después el magistrado dictó un auto en el que se acordaba prisión provisional, comunicada y sin fianza por un delito de tentativa de homicidio.

La agresión se remonta a la mañana del pasado miércoles cuando la víctima –residente en L’Ametlla de Mar pero que durante el verano estaba en una casa en la urbanización Boscos– se despertó con dos puñaladas en el tórax y el abdomen, no diciendo a los agentes quién se las había producido. Poco después una ambulancia lo trasladaba herido muy grave al Hospital Joan XXIII, donde a primeras horas de la tarde era intervenido quirúrgicamente.

Los Mossos desplazados al lugar de los hechos no vieron signos de lucha, ni tampoco la presencia de una tercera persona, por lo que las sospechas siempre recayeron sobre el amigo de la víctima que se encontraba en la misma casa y con quien había jugado a las videoconsolas al menos durante dos días. El sospechoso negó saber cómo se había producido la agresión, pero fue detenido por los agentes.

No fue hasta el día siguiente cuando los agentes pudieron tomar declaración a la víctima en la UCI del Hospital Joan XXIII. Al parecer, inicialmente era reacia a facilitar información a los agentes, aunque parece ser que finalmente reconoció que cuando estaba dormido el ahora detenido le apuñaló dos veces y se despertó.

El viernes, el detenido, Z.N. –que carece de antecedentes policiales– se negó a declarar ante los Mossos d’Esquadra.

 

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También