Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

A prisión la banda acusada de asaltar locales para robar tragaperras en Tarragona

Primero sustraían un turismo en Reus y posteriormente una furgoneta cerca del establecimiento en el que iban a entrar

Àngel Juanpere

Whatsapp
Los Mossos investigan si la banda está detrás de este asalto a un bar de un barrio de Ponent. Foto: Juan Lorenzo

Los Mossos investigan si la banda está detrás de este asalto a un bar de un barrio de Ponent. Foto: Juan Lorenzo

Los tres detenidos el pasado martes en Constantí acusados de formar parte de una banda que supuestamente se dedicaba a asaltar establecimientos para sustraer principalmente máquinas tragaperras y de tabaco han ingresado en prisión por orden de la magistrada del Juzgado de Instrucción 4 de Tarragona –aunque la instrucción correrá a cargo del número 3–. Los Mossos d’Esquadra han apuntado al Diari que tienen pruebas directas de su participación en cuatro robos con fuerza, además de la sustracción de una decena de vehículos. Dos de ellos –hermanos– habrían robado también en un piso de Reus.

La detención de los sospechosos se realizó en la madrugada del martes por parte de los Mossos d’Esquadra y de la Policía Local de Constantí después de haber robado en un bar de dicha localidad. Fueron descubiertos mientras cargaban una máquina tragaperras en una furgoneta previamente sustraída. Un cuarto individuo logró huir y está en busca y captura.

Fuentes de la Policía Autonómica aseguraron al Diari que se trata de una de las bandas más activas en robos que había en el Camp de Tarragona. Se movían principalmente por el Baix Camp y el Tarragonès. El modus operandi solía ser siempre el mismo: como vivían en Reus, primero sustraían un turismo en dicha ciudad, con el que se trasladaban a su objetivo, y allí robaban una furgoneta. A veces utilizando la fuerza y otras empotrando el turismo contra el establecimiento iban principalmente a por las máquinas de tabaco y tragaperras. Las mismas fuentes precisaron que posteriormente aparecían en descampados –la mayoría de Reus– , sin el dinero y sin el tabaco. Siempre iban encapuchados y utilizaban guantes.

En todos los casos, los vehículos utilizados –tanto los turismos como las furgonetas robadas– han sido encontrados por los Mossos. Algunos los sustraían tras romper el cristal, otros con el puente.

Aunque inicialmente sólo estaban acusados del robo con fuerza en el bar de Constantí, los agentes de la Unitat d’Investigació del Tarragonès también les han imputado otros tres robos –ver recuadro adjunto–, uno con violencia, un delito de lesiones –la mujer a la que cogieron por el cuello en Centcelles–, diez robos de vehículos y una entrada en vivienda ajena.

Los agentes sólo tienen pruebas, por ahora, de estos hechos delictivos, aunque creen que pueden estar detrás de una veintena más de robos a establecimientos

Temas

  • TARRAGONA

Lea También