Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

A prisión por fingir ser policía y coaccionar a mujeres para tener sexo

Se trata de un vecino de Constantí al que se le atribuyen varios hechos en la demarcación de Tarragona, cinco durante el confinamiento y algunos de 2018
 

ACN

Whatsapp
A prisión por fingir ser policía y coaccionar a mujeres para tener sexo. Foto: DT

A prisión por fingir ser policía y coaccionar a mujeres para tener sexo. Foto: DT

Los Mossos d'Esquadra detuvieron el lunes en Constantí a un hombre que se hacía pasar por policía y coaccionaba mujeres para mantener relaciones sexuales. La investigación comenzó en noviembre, cuando los agentes tuvieron conocimiento de que había un hombre que seleccionaba mujeres jóvenes sin acompañante (entre ellas dos menores) e incluso mostraba una falsa credencial policial.

Las hacía subir a su vehículo para obtener favores de tipo sexual a cambio de no denunciarlas por haber cometido alguna infracción. Se le atribuyen varios hechos en Tarragona, Reus, Salou y Cambrils, cinco durante el confinamiento, pero también algunos del 2018. Ha ingresado en prisión tras pasar a disposición judicial.

Los argumentos que utilizaba para coaccionar a sus víctimas iban desde asuntos relacionados con el consumo de drogas durante las noches de ocio nocturno hasta no llevar el DNI. Cinco de los casos denunciados corresponden al periodo de confinamiento del estado de alarma por la crisis sanitaria del coronavirus, un hecho que aprovechó para intentar conseguir sus propósitos.

Los trabajos de investigación permitieron determinar que algunos episodios similares se remontan al año 2018, aunque en aquellas ocasiones no se pudo establecer el móvil sexual o porque no se denunciaron los hechos. Uno de ellos tuvo lugar en Valls, cuando una mujer fue seguida por un desconocido con su vehículo, y posteriormente otro caso en las Terres de l'Ebre, donde el detenido intentó conseguir favores sexuales por parte de una prostituta haciéndose pasar por policía. En este sentido, se ha podido constatar que en algunos casos recientes, el detenido había inducido a la víctima a prostituirse con el objetivo de intercambiar con ella dinero por favores sexuales.

La investigación continúa abierta ante la posibilidad de que se puedan acreditar nuevos casos relacionados con la misma persona detenida. Es un hombre de 33 años, nacionalidad española y vecino de Constantí, donde fue detenido. Se le atribuyen tres delitos de detención ilegal, siete de usurpación de funciones públicas, uno de inducción a la prostitución, uno contra la libertad sexual y de exhibicionismo.

Temas

Comentarios

Lea También