Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Abelló aún reparte cromos aunque la propaganda ya está prohibida

La candidatura mantiene también su estand en la Rambla, decorado con dos grandes fotos del alcaldable convergente
Whatsapp
La parada de Abelló, en plena Rambla y presidida por dos grandes fotos del candidato, ayer. Foto: Lluís Milián

La parada de Abelló, en plena Rambla y presidida por dos grandes fotos del candidato, ayer. Foto: Lluís Milián

La candidatura de Albert Abelló, tal como había anunciado, no sólo no ha retirado los cromos sino que los ha seguido repartiendo, y además de forma bien visible, en plena Rambla Nova, pese a que ya está en vigor la instrucción de la Junta Electoral central según la cual está prohibida toda propaganda electoral entre el momento de convocatoria oficial de las elecciones y el inicio de la campaña.

Ese periodo comenzó precisamente ayer, pero la candidatura no varió su postura porque, como ya alegó el fin de semana, no considera que sus cromos estén afectados por esa consideración genérica de «propaganda» ni por ninguno de los tipos de artículos expresamente prohibidos que se detallan en la citada normativa.

No sólo eso. Tampoco debe considerar la candidatura de Abelló que el propio estand que está utilizando para repartir los cromos, situado en la esquina de la Rambla Nova con Canyelles y decorado con dos grandes fotografías del candidato y el lema «El teu alcalde», esté afectado tampoco por la prohibición.

En este sentido, la norma califica de «permitida» la exhibición de fotos de los candidatos «en la fachada del edificio donde radiquen las sedes» de los partidos, pero en cambio califica de prohibida esa misma exhibición «en la fachada de domicilios privados» y se entiende por vetada también la «contratación de espacios» en la vía pública para exhibir cualquier tipo de anuncio. Abelló y sus asesores no consideran que ni cromos ni el propio estand personalizado sean propaganda ni estén sujetos a ese precepto, y de ahí su decisión de no variar el plan.

Dimite tras recomendarlos

Por otro lado, tal como publicó ayer el Diari Més, la colección de cromos promovida por la candidatura de Albert Abelló le ha acabado costando el cargo a la hasta ahora directora del Camp d’Aprenentatge de Tarragona, Núria Montardit, que fue quien firmó la carta en la que se recomendaba a las escuelas el uso del álbum como material didáctico.

Cuando los demás partidos pusieron el grito en el cielo, Montardit fue señalada como culpable por Ensenyament y la Delegació del Govern, alegando que la recomendación había sido personal y en ningún caso inducida por instancias superiores del la Generalitat convergente. Ella misma ya pidió disculpas por carta al día siguiente de los hechos, y ahora ha sido aceptada su dimisión.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También