Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Abelló frenaría el concurso de ideas y quiere que el Jaume I sea un párking

El candidato de CDC asegura que 'urbanísticamente sólo puede ser un aparcamiento'
Whatsapp
Albert Abelló. Foto: Pere Ferré

Albert Abelló. Foto: Pere Ferré

El candidato de Convergència Democràtica de Catalunya (CDC) de cara a las elecciones municipales del próximo 24 de mayo, Albert Abelló, considera que tanto la encuesta ciudadana como el concurso de ideas que ha convocado el Ayuntamiento de Tarragona para decidir el uso futuro del agujero del Jaume I«es un fraude a la ciudadanía», por lo que ayer anunció que, si a partir del próximo mes de junio ostenta la alcaldía, lo tirará «hacia atrás».

El candidato nacionalista argumentó su posición en el hecho de que, a su juicio, «casi el 50% de la superficie de la instalación no se puede destinar a la pública concurrencia», un hecho que, según el aspirante convergente, «significa que el espacio no se puede destinar ni a la cultura, ni a la restauración, ni a espectáculos, ni a reuniones, ni a deportes, ni ocio, ni auditorio, ni juegos ni uso religioso ni para el transporte de personas».

El agujero, que cuenta con 12.000 metros cuadrados de superficie, está cerrado desde que se paralizaran las obras en febrero de 2008. «El gobierno socialista ha tenido ocho años para darle una utilidad. Es vergonzoso y de muy poca honestidad que, a 80 días para los comicios, se proponga un concurso de ideas».

Abelló remarcó que «siempre he defendido la participación ciudadana, pero esta iniciativa es un fraude. Los ciudadanos se animarán a proponer cosas, pero la realidad es que, legalmente, este emplazamiento no puede acoger proyectos donde las personas sean las protagonistas», remarcó.

Por todo ello, Albert Abelló anunció que su propuesta para este agujero es que sea «lo que inicialmente fue proyecto, que no es otra cosa que un párking público, esto sí, convencional».

 

‘Varios usos permitidos’

Las palabras de Abelló fueron contestadas por la portavoz del equipo de gobierno y presidenta de Aparcaments Municipals de Tarragona, Begoña Floria (PSC). La edil socialista afirmó que «lógicamente, antes de convocar el concurso y la encuesta ciudadana se han realizado infinidad de reuniones interdepartamentales entre varias áreas del Consistorio para tener claro el uso que puede tener el espacio». En este sentido, Floria afirmó que en los encuentros técnicos se determinó que los usos permitidos en el POUM«son los que tiene toda la Part Alta», que son «hotelero, comercial, de oficina, restauración, equipamiento, servicios, aparcamiento y recreativo musical». Asimismo, Floria remarcó que, en caso de determinarse otra utilidad, «siempre se puede hacer una modificación urbanística».

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También