Más de Tarragona

Abre un butrón en una tienda de Torreforta a plena luz del día y acaba detenido

El ladrón llevaba incluso una escalera para poder llegar al agujero desde el suelo

ÀNGEL JUANPERE

Whatsapp
El ladrón se introdujo en este agujero hecho en la pared del establecimiento. FOTO: FABIÁN ACIDRES

El ladrón se introdujo en este agujero hecho en la pared del establecimiento. FOTO: FABIÁN ACIDRES

Un hombre quiso robar ayer por la mañana en un céntrico establecimiento del barrio de Torreforta mediante el sistema del butrón. Y lo hizo a plena luz del día, cuando abrió un agujero en la pared exterior –incluso llevaba una escalera para poder llegar hasta el punto donde hizo el agujero–. Pero no contaba seguramente con que sería visto por los vecinos, que dieron la voz de alarma. Los Mossos acabaron deteniendo el ladrón en el interior de la tienda.

Sobre las siete de la mañana, la Policía catalana recibió la llamada de unos vecinos de la calle Tortosa. Alertaban de que veían a una persona que estaba agujereando la pared de una frutería que hace esquina con la calle Priorat. Varias patrullas de los Mossos se trasladaron al lugar, pero al llegar el delincuente ya había huido. Los agentes vieron un agujero en la pared lateral de la tienda, que da a la rampa de un parking. El orificio no estaba a ras del suelo, sino a más de dos metros de altura.

Los vecinos dijeron a los policías que el autor, que se había marchado del lugar con una pequeña escalera, era bajo y de complexión delgada. Las patrullas realizaron una batida por la zona, con resultado negativo.

A las ocho menos cuarto, los vecinos volvieron a llamar a los Mossos. El ladrón había vuelto al lugar, con la escalera y seguía con el agujero. Tanto es así que ya estaba en el interior de la tienda. Los agentes, cuando llegaron, vieron la escalera –con papeles en el suelo–, el butrón hecho y escuchaban ruido en el interior.

Una trabajadora llegó al lugar y se le explicó la situación. La mujer abrió el establecimiento con las llaves. Una vez dentro, los agentes vieron al hombre en la puerta de acceso, medio escondido. No ofreció ningún tipo de resistencia a la detención. Reconoció que había sido él quien había realizado el agujero en la pared. Está acusado de un delito de robo con fuerza en establecimiento en grado de tentativa. El hombre es un ciudadano marroquí de 22 años de edad y vecino de Tarragona. En su poder llevaba un cuchillo de once centímetros. Ya había sido detenido el 22 de noviembre del año pasado por la Guàrdia Urbana de Tarragona por robo con violencia.

Temas

Comentarios

Lea También