Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Absuelto un conductor que atropelló a un anciano en un paso de peatones

Los tribunales reconocen que hubo una distracción en la conducción por parte del procesado, pero es una infracción ‘leve’

Àngel Juanpere

Whatsapp
El atropello se produjo en la confluencia de las calles Dos y Dinou de Bonavista. Foto: lluís milián/DT

El atropello se produjo en la confluencia de las calles Dos y Dinou de Bonavista. Foto: lluís milián/DT

Un hombre  que en diciembre de 2015 atropelló a un anciano de 81 años en un paso de peatones de Bonavista ha sido absuelto de un delito de homicidio por imprudencia del que era acusado tanto por el fiscal como por la acusación particular. Los tribunales reconocen que el conductor tuvo una distracción, pero añaden que con la reforma del Código Penal el incumplimiento de los deberes en la conducción tienen que ser «graves o menos grave» para ser condenados penalmente. Añaden que el legislador ha excluido «las infracciones leves», aun cuando los resultados que se hayan podido producir pueden ser de particular gravedad.

El accidente se produjo a las siete y cuarto de la mañana el 21 de diciembre. La víctima iba con su esposa y ambos cruzaron la calle Dos, a la altura del número 35. «El atropello se debió a que D. (...) no se apercibió de que D. (...) cruzada el paso de peatones». El Juzgado de Instrucción número 5 de Tarragona absolvió al conductor, una decisión ahora avalada por la Sección Cuarta de la Audiencia Provincial de Tarragona, que rechaza el recurso de apelación que presentaron tanto la familia de la víctima como la aseguradora del conductor.

La compañía aseguradora se mostró disconforme con la decisión judicial, que consideraba que su cliente era responsable del accidente, lo que puede servir de base en el futuro para una demanda civil por parte de la familia de la víctima. La compañía aseguraba que no quedó acreditado que el hombre cruzara la calzada por el paso de peatones. Pero los magistrados de la Audiencia recuerdan que tanto la esposa del fallecido como posteriormente los agentes de la Guàrdia Urbana –a través de su atestado– indican que el peatón cruzaba la vía de forma totalmente correcta. Además, recuerdan que el vehículo de la propia víctima se encontraba aparcado justo a la altura del paso de cebra. 

Sobre las circunstancias del accidente, el vehículo circulaba a una velocidad ajustada a los límites del tramo urbano. No hay huellas de frenada, ni en el momento del impacto ni después, lo que indica que la velocidad tenía que ser muy moderada. Se comprobó que el conductor no se había distraído realizando alguna llamada por teléfono.

Temas

Comentarios

Lea También