Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Acosadas en Tarragona: "Cerré los ojos y sólo pude gritar"

«Me tocaron el culo y se rieron». «Espérame cuando cumplas 18». Varias tarraconenses denuncian el acoso en la campaña #Cuéntalo

Raúl Cosano

Whatsapp
Manifestación feminista en protesta por la sentencia del caso La Manada. Foto: EFE

Manifestación feminista en protesta por la sentencia del caso La Manada. Foto: EFE

«Me costó muchísimo publicarlos. Tenía todos los tuits escritos y reflexioné qué hacer. Decidí hacerlo porque pensé que nada de lo que nos estaba pasando era culpa mía», explica Cinta González, estudiante tarraconense residente en Barcelona que hace unos días dio el paso y publicó un hilo de tuits bajo el hashtag #Cuéntalo, que se ha viralizado en apoyo a las víctimas de violación o acoso. 

«Pensé que quería participar de eso, de exponer esa lista interminable de violencia que sufrimos las mujeres. Me sentía representada en lo que decían otras mujeres pero quise hacerlo de forma más directa y sincera», cuenta. Publicó 10 situaciones de acoso. Una de ellas: «12 o 13 años, tarde de verano. En el parque de siempre con mi mejor amiga. Se nos acerca un hombre gritándonos. Nos levantamos asustadas, vemos cómo se la saca. Nos fuimos pitando a mi casa, él corría detrás, nunca dijimos nada por miedo a que no nos dejaran salir más». 

Otro caso: «14/15 años. Me llama un tío que iba en coche y me pregunta una dirección. Le indico. «Qué maja» (hasta ahí bien) «es que antes iba a preguntar a unos de tu edad y ella le estaba... (gesto de paja) ¿tú también ya lo haces?». Huí». Y otro más: «Eran las 20 h. Dos chicos que debían ser algo más jóvenes que yo me tocaron el culo instantes antes de salir del vagón del metro justo antes de cerrarse la puerta tras ellos. Todavía oigo sus risas». Y un último, sucedido hace años: «No recuerdo quién, yo estaba jugando. Sí sé que era algún amigo de la familia y la conversación se me quedó en la memoria, quién sabe la razón.
-¿cuántos años tienes todavía?
- 11
-espérame cuando cumplas 18.

Yo no entendí nada, el día que lo pillé me dio asco». 

Otras usuarias de Twitter también se han añadido a la denuncia. Así es el testimonio de @DikeEunomia: «Tenía 16 años, centro Tarragona, 10 noche, seis chicos se acercaron, empezaron a tocarme pecho, el culo, me restregaron sus partes manoseándome... me quedé paralizada, sólo pude gritar, gritar, gritar y cerrar los ojos, hasta que desaparecieron. Nunca lo conté hasta hoy». 

La usuaria @paulacebri expone otra vivencia: «13 años, autobús de Tarragona. Un señor musulmán mayor sentado a mi lado hace el estiramiento ese de las pelis para ponerme el brazo por encima de los hombros. Me paralizo, pero consigo alejarme ligeramente. Él sigue acercándose. Llega a ponerme la mano entera en mi hombro desnudo (Era verano, llevaba tirante ancho). Después de unos 13 minutos insufribles, llego a mi parada, reacciono por fin, me bajo. Nunca me he vuelto a acercar a un hombre de esas características». 

Los tuits de denuncia no han dejado de proliferar en los últimos días, con todo tipo de testimonios de primera mano

Temas

Comentarios

Lea También