Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Acuerdo para peatonalizar las calles del entorno del Mercat de Tarragona

La actuación supondrá una inversión aproximada de un millón y medio de euros

Octavi Saumell

Whatsapp
Imagen virtual del aspecto que ofrecerá la calle Fortuny, cerca del Mercat, una vez peatonalizada. Foto: DT

Imagen virtual del aspecto que ofrecerá la calle Fortuny, cerca del Mercat, una vez peatonalizada. Foto: DT

El pleno del Ayuntamiento de Tarragona aprobó ayer, con la única abstención de ICV, llevar a cabo una semipeatonalización de las calles del entorno del Mercat Central. Así se acordó tras la presentación de una moción de Convergència Democràtica de Catalunya (CDC) que contó con el apoyo de PSC, Ciutadans, ERC, PP, CUP y Unió Democràtica.

En el texto que se tiró hacia adelante se asegura que se peatonalizarán las calles «Reding (en el tramo entre Ramón y Cajal y Colom), Cardenal Cervantes, Lleida, Passeig Cobos, Canyelles y Fortuny, en el tramo entre la Rambla Nova y Reding».

Asimismo, la medida impulsada por los convergentes insta al equipo de gobierno a semipeatonalizar Critòfol Colom, Soler, Reding –en el tramo entre las calles Soler y Unió– y Fortuny (en el tramo entre las calles Gasòmetre y Reding).

De forma paralela, la reordenación que se llevará a cabo en el entorno del equipamiento comercial «habilitará las áreas peatonal y semipeatonal para el acceso de los vehículos de emergencia», así como «establecer un horario específico para los vehículos de mercancías y de recogida de la basura».

En este sentido, en el documento aprobado ayer también «se permitirá el acceso, limitado, a los vehículos de residentes de la zona mediante una normativa específica», así como «la entrada al párking soterrado del Mercat en la confluencia entre las calles Canyelles con la Rambla Nova, así como en la salida, por la Plaça Ponent.

Durante la explicación de la propuesta, el portavoz de CDC, Albert Abelló, enfatizó que la apertura del remodelado Mercat «es una de las máximas prioridades» para el Ayuntamiento, ya que convertirá el espacio «en un polo de atracción comercial». El edil soberanista recordó que en las calles adyacentes al edificio inaugurado en 1915 «hay más de 500 establecimientos que dan trabajo a miles de personas», si bien lamentó que estas calles «se han ido degradando».

Por ello, Abelló quiere que el gobierno municipal impulse la reforma de esta zona del centro de la ciudad, de forma que convierta el espacio «en una isla de 110.000 metros cuadrados que estimule el comercio, el turismo y mejore la calidad de vida de los ciudadanos».

Desde el equipo de gobierno municipal, el concejal de Urbanismo, Josep Maria Milà (PSC), afirmó ver con buenos ojos la medida, cuya inversión aproximada calculó en 1,5 millones de euros.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También