Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Acusan a un asesino confeso de usar un destornillador para violar a otra mujer en Tarragona

El hombre, de 45 años, se encuentra en prisión provisional comunicada y sin fianza desde el 21 de diciembre de 2016 por otros hechos: por la muerte de su mujer y por agredir sexualmente a la hija de ella

ACN

Whatsapp
Plano abierto del acusado de matar a su pareja en la Pobla de Mafumet siendo conducido por los Mossos al vehículo policial para trasladarlo a prisión

Plano abierto del acusado de matar a su pareja en la Pobla de Mafumet siendo conducido por los Mossos al vehículo policial para trasladarlo a prisión

El asesino confeso de su pareja en la Pobla de Mafumet (Tarragona) en 2016, Francisco Javier M., ha sido acusado de una violación ocurrida en 2003 en Tarragona. El hombre, de 45 años, se encuentra en prisión provisional comunicada y sin fianza desde el 21 de diciembre de 2016 por la muerte de su mujer y por agredir sexualmente a la hija de ella. Precisamente, a raíz de la agresión a la menor se obtuvo su ADN, el cual coincidió con el perfil de los restos biológicos que no se habían podido identificar durante la investigación de los hechos de 2003, según han señalado a ACN fuentes judiciales.

El 4 de septiembre del año pasado, tras atribuirle la presunta violación de hace casi 15 años, el juzgado de instrucción número 5 de Tarragona formalizó también su encarcelamiento por esta causa. Ahora, la fiscalía le pide diez años de cárcel por la violación y cuatro por robo e intimidación. El caso, que habría prescrito este próximo mes de abril, se juzgará en la Audiencia de Tarragona durante los próximos meses.

Los hechos que ahora se atribuyen a Francisco Javier M. se remontan al 18 de abril de 2003. Hacia un cuarto de la madrugada, el acusado se acercó a un vehículo que acababa de aparcar en la calle San Antonio Maria Claret de Tarragona. Antes de que la conductora -que entonces tenía 28 años- saliera del turismo, el hombre abrió la puerta del copiloto y exhibiendo un destornillador de unos 20 centímetros de longitud obligó a la chica a volver a arrancar el coche y conducir hasta una zona más apartada, en el Valle de la Arrabassada.

En ese lugar, el acusado le dijo que se desnudara mientras exhibía el destornillador. Ante la negativa de la mujer, el hombre espetó "O la vida, o te desnudas", y ésta finalmente accedió a sus pretensiones ante el miedo que le producía el acusado, según la fiscalía. A continuación, la obligó a practicarle una felación y la penetró.

Una vez consumada la relación sexual, el procesado obligó a la joven a volver a conducir hasta la calle Pin i Soler de Tarragona, de donde bajó del vehículo. Antes, sin embargo, le exigió que le entregara el dinero y las tarjetas bancarias que llevara encima, a lo que ella le entregó 30 euros en efectivo. Como consecuencia de estos hechos, la víctima requirió de un largo tratamiento psicológico.

Según el ministerio público, los hechos constituyen un delito de violación y otro de robo con intimidación por los que solicita diez y cuatro años de prisión, respectivamente. Además, la fiscalía también pide que no se pueda aproximar a menos de 500 metros de la víctima, ni comunicarse con ella, durante un periodo de 15 años.

En concepto de responsabilidad civil, la fiscalía pide que el hombre pague una indemnización de 6.000 euros por las lesiones psíquicas ocasionadas a la mujer y que le devuelva el dinero sustraído. Eso sí, con los intereses legales previstos en la Ley de Enjuiciamiento Civil (LEC) que corresponda aplicar por el largo periodo de tiempo transcurrido.

Durante el juicio, que se celebrará en los próximos meses en la Audiencia de Tarragona, están citados a declarar el procesado, la víctima y varios agentes de la policía española. También deberán comparecer como peritos los médicos forenses que elaboraron los informes de exploración de la víctima.

Fuentes judiciales señalaron a la ACN que el hallazgo del autor de la violación responde al hecho casual que, a raíz de la agresión sexual a menor perpetrada a finales de 2016, su ADN se incorporó a la base policial de datos . De este modo, el perfil de los restos biológicos obtenidos en 2003 activó una coincidencia con este individuo. Esto ha evitado que el caso prescribiera al cabo de 15 años, un plazo que hubiera vencido el próximo mes de abril.

En 2016 mató a su mujer a cuchilladas y agredió sexualmente a la hija de ella

Francisco Javier M. mató a su pareja la noche del 17 de diciembre de 2016 en un piso de la calle Reus de la Pobla de Mafumet. El hombre habría muerto la mujer propinándole numerosas cuchilladas y no fue hasta el día siguiente al mediodía que se personó en la comisaría de los Mossos de Campclar para confesar el crimen. Cuando los agentes se desplazaron al domicilio para comprobar los hechos, encontraron el cadáver con signos de violencia.

Además del homicidio o asesinato de la mujer, la magistrada de violencia de Tarragona también acusó al hombre de haber agredido sexualmente a la hija de su pareja, de 15 años. Según señalaron entonces fuentes judiciales, no constaban denuncias previas de la mujer, pero sí que el hombre tenía vigente una orden de alejamiento de una ex pareja por malos tratos. El autor confeso tenía entonces 44 años, la misma edad que la víctima, Carmen Ginés, muy conocida
 

Temas

Comentarios

Lea También